Nacionales

Agua y cambio climático

02 diciembre 2010

El agua es el medio a través del cual los efectos del cambio climático se manifiestan principalmente hoy en día. Lo palpamos a escala global con la virulencia cada vez mayor de fenómenos como sequías, heladas o inundaciones. 

1 de diciembre de 2010
Fuente: Reforma
José Luis Luege Tamargo, colaborador invitado

El agua es el medio a través del cual los efectos del cambio climático se manifiestan principalmente hoy en día. Lo palpamos a escala global con la virulencia cada vez mayor de fenómenos como sequías, heladas o inundaciones.

La certeza de que el cambio climático se resiente más por medio del agua no es algo que salga a la luz con motivo de la COP16. Tampoco es novedoso que éste es un tema sobre el que deberemos seguir trabajando, independientemente de los resultados que se alcancen en Cancún. De lo que estamos convencidos -y ayudaría mucho que la opinión pública lo supiera- es que la mejor medida de adaptación ante el cambio climático en materia de agua es fortalecer una gestión responsable de los recursos hídricos.

En Conagua hemos encarado el cambio climático para el sector hídrico desde una perspectiva integral. Durante el IV Foro Mundial del Agua, en 2004, suscribimos la necesidad de un enfoque transversal en el manejo de los riesgos hidroclimáticos. Con esa experiencia, durante el actual gobierno, formamos parte de las dependencias federales comprometidas en el Programa Especial de Cambio Climático (PECC). Y tanto el Programa Nacional Hídrico 2007-2012, como la Agenda del Agua 2030 -dos de los documentos en los que está expresada la política pública hídrica de México-, contemplan acciones de mitigación y adaptación ante el cambio climático.

No obstante lo anterior, es urgente seguir avanzando. Permanecer pasivos multiplicaría costos sociales y ambientales -la mayoría de las veces irrecuperables- así como el económico, derivado de la reconstrucción de infraestructura. Mantenernos activos es indispensable para asegurar la sostenibilidad del desarrollo social y económico, así como la seguridad física de la sociedad y los ecosistemas.

Un ejemplo de cómo las políticas públicas de adaptación al cambio climático en materia hídrica se expresan ya en acciones de gobierno lo constituye el Programa de Sustentabilidad Hídrica del Valle de México (PSHVM).

Para hacer frente a las nuevas realidades de disponibilidades extremas de agua que impone el cambio climático en la Ciudad de México, el PSHVM contempla la construcción del Túnel Emisor Oriente (TEO), la obra más importante de su tipo en el mundo en términos de inversión, tecnología y longitud, el cual permitirá desalojar hasta 150 m3/s de aguas residuales y de lluvia de la cuenca del Valle de México, minimizando el riesgo de inundaciones, las cuales suelen afectar preponderantemente a la población más vulnerable.

El PSHVM atiende, por otro lado, las problemáticas ecológica y de calidad de vida representadas por las aguas residuales y sus riesgos para la salud. Para situarse en estándares internacionales, el Valle de México requiere de seis plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR). La más importante ya se ha empezado a construir en Atotonilco, Hidalgo. Representará un avance sustantivo en cuanto a reducir a la mitad el número de personas que carece de agua potable y saneamiento básico en 2015, meta contemplada por los Objetivos del Milenio, por sus repercusiones en materia de equidad y mitigación de la pobreza.

La necesidad de compartir experiencias e intercambiar mejores prácticas internacionales llevó a la Conagua a considerar a la COP16 como una oportunidad extraordinaria para dar visibilidad y generar conciencia sobre la importancia de impulsar la adaptación al cambio climático en materia de agua. Para ello, la Conagua se acercó a las instancias internacionales vinculadas al agua más renombradas, consciente de la necesidad absoluta de la cooperación internacional en éste y otros terrenos. Resultado de ello es la coalición de actores y organizaciones que se han unido en torno a los Diálogos por el Agua y el Cambio Climático (www.d4wcc.org.mx), encuentro que se lleva a cabo del 1 al 8 de diciembre de 2010, en Cancún, México, de manera paralela a la COP16.

Confiamos en que la experiencia de interlocución nacional e internacional, la capacidad de trasladar políticas públicas a programas de gobierno con el concurso de autoridades federales, estatales y municipales, y con la participación de la sociedad y el sector privado, permitirán a México y sus aliados en la comunidad hídrica mundial formular planteamientos que ameriten ser considerados en la agenda mundial de combate al cambio climático.

El autor es director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *