Agroquímicos en los alimentos

Los agroquímicos son sustancias químicas que se utilizan en la agricultura moderna para incrementar la productividad de los cultivos, promueven el crecimiento vegetal e impiden la propagación de plagas.

En las últimas décadas con la industrialización de la agricultura que se ha dado alrededor del mundo se han incorporado el uso de fertilizantes y pesticidas químicos —insecticidas, herbicidas, fungicidas, bactericidas, etc.— que, si bien favorecen la producción tienen efectos nocivos en el entorno natural, pero también en nuestra salud.

El uso de fertilizantes sintéticos destruye la capa fértil de suelo, lo mineraliza,  saliniza y disminuye su capacidad de retención de agua. Asimismo se infiltran al acuífero y lo contaminan, y al ser arrastrados, llevan una gran cantidad de nutrientes a los cuerpos de agua provocando su eutrofización (que es una acumulación anormal de materia orgánica) y la proliferación de algas, que desplazan otras especies y desarticulan la dinámica natural de los ecosistemas. Los plaguicidas por su parte, son sustancias que en altas concentraciones o al acumularse en los ecosistemas y en los organismos, se vuelven tóxicas y amenazan a insectos y plantas poniendo en riesgo a especies vitales para la producción de alimentos como los polinizadores e incluso pueden contribuir a la destrucción de la capa de ozono.

Muchos generan resistencia en los organismos a los que pretenden combatir, lo que hace necesaria su aplicación en mayores cantidades causando un impacto aún más agresivo en el medio ambiente.

Pero su efecto repercute también en la salud humana. Los agroquímicos, llegan a las personas por contacto directo, ingestión e inhalación y pueden tener efectos cancerígenos, neurotóxicos, mutagénicos, e incluso pueden alterar funcionamiento endócrino y reproductivo.

Los productores agrícolas son un grupo especialmente vulnerable a los efectos de estas sustancias, generalmente no usan el equipo requerido para aplicar los químicos  y suelen estar poco capacitados en cuanto a su manejo seguro.

“De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud en países como México  los plaguicidas causan un millón de casos de intoxicación y cerca de 20,000 muertes anualmente”.

Debido a su toxicidad varios países han eliminado completamente el uso de algunas de estas sustancias como el glifosfato, el endosulfán y otras (mevinfos y el metil paratión). Sin embargo la regulación en México es muy laxa y sigue aumentando su empleo: tan solo del 2002 al 2014 el uso de fertilizantes creció más de 150% y el uso de pesticidas se incrementó casi tres veces y media.

En México las zonas con mayor consumo de plaguicidas están en  Sinaloa, Chiapas, Veracruz, Jalisco-Nayarit-Colima, Sonora, Baja California, Tamaulipas, Michoacán, Tabasco, Estado de México y Puebla-Oaxaca. Por otro lado, su aplicación es recurrente en productos como maíz, cebolla, chile, algodón, jitomate, manzano y pepino, entre otros.

Ante este panorama es urgente transitar hacia nuevas formas de agricultura sostenible, ecológica u orgánica que salvaguarden la salud  de los ecosistemas, los productores y consumidores.

Referencias

Cosmos, (2015) Información Técnica y Comercial de los Productos agroquímicos. En:https://www.cosmos.com.mx/wiki/productos-agroquimicos-4c7q.html  Consultado el 9 de octubre del 2017.

Arellano, O.  y J. Rendón (2016) La huella de los plaguicidas en México. Greenpeace México, A.C.

Lasso, S. (2015) Agrotóxicos: la mancha en tu comida En: Greenpeace México, A.C. En:http://www.greenpeace.org/mexico/Global/mexico/report/2015/mancha-en-tu-comida.pdf

Siva, D. (2013) Agroquímicos y su Impacto en el Medio Ambiente.  En:https://prezi.com/n0zrjzsc4mgc/agroquimicos-y-su-impacto-en-el-medio-ambiente/

Regeneración, (2015) México usa 91 agroquímicos “altamente peligrosos”. En:https://regeneracion.mx/mexico-usa-91-agroquimicos-altamente-peligrosos/ Consultado el 9 de octubre del 2017.

Compartir

4 comentarios en “Agroquímicos en los alimentos”

    1. Buenos días,
      Gracias por su comentario, existen diferentes formas de llamar a estos agroquímicos. De hecho el origen de la palabra pesticidas proviene del inglés y en ese sentido utilizar la palabra plaguicida sería lo correcto. Sin embargo, estos términos también se han distinguido con base en el momento en el que son aplicados a un cultivo; en este sentido un pesticida tiene un caracter preventivo, se aplica para evitar el ataque de plagas, mientras que el plaguicida, tiene un carácter correctivo, es decir se aplica cuando un cultivo ya ha sido atacado por una plaga.
      Le agradecemos nuevamente, comentarios como este nos permiten reflexionar, mejorar nuestros contenidos y crecer como comunidad.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *