Agua y desarrollo*

El desarrollo sostenible es actualmente el marco en que se gestan las políticas mexicanas, el término se utilizó por primera vez en “Nuestro Futuro Común”, también conocido como Informe Bruntland, que lo definió como “aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las posibilidades de las futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades”.

+ Más info

El concepto emerge del reconocimiento de la función que cumple la naturaleza como soporte y condición del proceso de producción, como un criterio normativo para la reconstrucción del orden económico y un soporte para lograr un desarrollo durable.

Además, existen distintos enfoques de desarrollo: humano, social, económico, local, etc. Todos estos tienen diferencias en sus objetivos, estrategias e instrumentos para la gestión del agua. Es importante contrastar propuestas conforme al contexto ambiental y socio-histórico de la cuenca o región hidrológica en cuestión.

Filtra por categorías

Documentos en esta categoría: