Aves playeras y manatíes como indicadores ambientales

05 septiembre 2018 Agua

Redacción: Alejandra Fonseca/Agua.org.mx

El evidente estrés ambiental al que hoy día se encuentran sometidos diversos ecosistemas, ha sido causado, en su mayor parte, por la actividad humana. Por fortuna, existen diversas instituciones y personas interesadas en proteger el bienestar de los ecosistemas de todo el mundo, conscientes de que todo efecto negativo que sufran nuestros ecosistemas como la extinción de especies, la contaminación de agua, entre otros, puede ser devastador también par los humanos si no se atiende desde su origen.

Para valorar ecológica y ambientalmente los ecosistemas, los científicos se apoyan en bioindicadores, que pueden ser las mismas especies que habitan los ecosistemas. Por ejemplo, es posible conocer el estado de los ecosistemas a lo largo del tiempo al contrastar qué tanto ha cambiado la población de las especies que los habitan, así como la salud de las mismas. Estos parámetros por un lado, podrían señalar la presencia de agentes tóxicos y contaminantes que dañen su salud, y por otro, la perturbación a la que están sometidas dichas especies por la presencia de especies otras invasoras o por actividades humanas que se desarrollen en estos entornos.

En este artículo hablaremos de dos especies conmemoradas esta semana por el importante papel que juegan como bioindicadores de los ecosistemas que habitan: aves de playa y manatíes.

Aves playeras

Desde hace cuatro años, cada 6 de septiembre se celebra el Día Mundial de las Aves Playeras, una especie que ha disminuido su población como efecto directo e indirecto de la actividad humana.

En 1980, científicos de América documentaron la disminución de la población de aves playeras en el continente. Este hecho impulsó el desarrollo de una estrategia internacional para proteger las aves playeras y sus hábitats. Así fue cómo surgió, en 1986, la Red Hemisférica de Reservas de Aves Playeras (RHRAP), cuyos socios están conservando 15 millones de hectáreas de hábitat de aves playeras en 16 países. México posee 18 sitios de la RHRAP.

Los estudiosos de las aves de playa han determinado que las principales amenazas a esta especie de aves son: el cambio climático, que aumenta de nivel del mar y produce cambios en el océano, que afectan directa e indirectamente sus recursos alimenticios; el desarrollo humano, ya que compite por los hábitats costeros, donde el turismo juega un papel importante, pues es en estos sitios donde se realizan actividades recreativas que perturban a las comunidades de aves de playa e incrementan la mancha urbana y reducen el espacio habitable para las aves playeras. Todo ello ha dado como resultado la disminución, antes mencionada, de la población de dichas aves.

Así, para poder definir acciones de manejo y conservación, es imprescindible generar una línea base de información que permita monitorear la dinámica de las poblaciones de aves playeras en los sitios de mayor importancia ambiental.

Manatíes

El 7 de septiembre en México se celebra desde hace 15 años el Día Nacional del Manatí, una especie considerada en peligro de extinción desde 1975 por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y desde el año de 1982, como especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Los manatíes no solo han sido depredados por la caza, sino que han sido amenazados por la pesca incidental, la pérdida de hábitats y la contaminación del agua. En mayo, en el municipio de Macuspana, Tabasco, fue reportada la muerte de varios manatíes. En un inicio se desconocían las causas, sin embargo, la muerte de los manatíes indicó que algo en sus aguas no estaba bien. Esto motivó a hacer pruebas en el agua, que revelaron la presencia de metales pesados como cadmio, plomo, aluminio, bario y vanadio. Luego de un mes, los pescadores y demás habitantes de Macuspana también comenzaron a enfermar.

En este caso, la muerte de los manatíes fue una advertencia de que algo grave ocurre en las lagunas de Macuspana y a su vez fue una pérdida lamentable, dado que esta especie está en peligro desde hace tiempo y advierte la posible afectación de otras especies que habitan estas lagunas, como lagartos, peces y pejelagartos. También, afecta directamente a la comunidad, en su economía, ya que los habitantes de al 26 comunidades de la zona, viven de la pesca.

Por su importancia, deben continuar desarrollándose esfuerzos para encontrar cómo detener la disminución de las poblaciones tanto de aves de playa como de manatíes.

 

Fuentes

https://www.whsrn.org/about-whsrn

https://www.el-carabobeno.com/dia-mundial-de-las-aves-playeras/

http://www.wwfca.org/especies_yllugares/manaties/

https://www.elsoldemexico.com.mx/doble-via/ecologia/esto-es-lo-que-sabemos-sobre-la-muerte-de-al-menos-50-manaties-en-tabasco-1899422.html

https://www.gob.mx/conanp/articulos/dia-nacional-del-manati-125833?idiom=es

Compartir
¿ Sabes lo que es el agua virtual y la huella hídrica?

 

Pon a prueba tus conocimientos con esta divertida trivia

¡Ir a la Trivia!