El agua y los ecosistemas: una relación vital

25 junio 2020 Agua

Redacción/Agua.org.mx

El agua sostiene toda la vida. Su interacción con los ecosistemas es determinante, pues por ejemplo, la vegetación acumula humedad, permite la infiltración del agua en el suelo, y  mantiene la humedad por medio de la evapotranspiración. En nuestro planeta todo está interrelacionado. Los elementos químicos, biológicos y físicos interactúan entre sí para mantener un equilibrio vital. Los seres humanos formamos parte de estas interacciones y, sin embargo, las hemos alterado drásticamente. Nuestra relación actual con el medio ambiente ha llevado a su destrucción, lo cual afecta a los ecosistemas en muchos niveles. Al modificar el equilibrio, se ve afectada también la forma en que el agua circula por el planeta. Esto tiene un impacto en la vida de todos los seres que habitamos la Tierra.

¿Por qué es tan determinante la interrelación del agua con los ecosistemas? Los ecosistemas tienen funciones hidrológicas fundamentales para los ciclos del agua. La vegetación suele favorecer la infiltración del agua en el suelo y la recarga de los acuíferos. Esto reduce el riesgo de inundaciones y de erosión. Los humedales además pueden almacenar el agua durante las inundaciones, favorecer la circulación de nutrientes y funcionar como purificadores naturales.

Los bosques también permiten que el agua llegue a la atmósfera. Un árbol de un bosque tropical puede proporcionar hasta 9,463,530 litros a la atmósfera a lo largo de su vida por medio de la evapotranspiración. Por eso, la deforestación causa que un área se vuelva más caliente y seca, pues se rompe el ciclo de evaporación. Esto puede llevar a una desertificación y a la pérdida de recursos hídricos en las regiones deforestadas. En los casos mencionados, los ecosistemas funcionan como sistemas que regulan la circulación del agua entre la tierra y la atmósfera , regulan el clima y mantienen los recursos hídricos.

Los ecosistemas regulan la disponibilidad del agua y su calidad. Aunque la cantidad de agua es siempre la misma en el mundo, el deterioro de los ecosistemas puede provocar su contaminación o afectar su ciclo y ocasionar una desertificación, como se ha mencionado anteriormente. Esta degradación además afecta a la biodiversidad.

En México, hoy es fundamental hablar de la relación entre agua y ecosistemas, pues las Áreas Naturales Protegidas (ANP)— son espacios físicos naturales cuyos ambientes originales no han sido significativamente alterados por las actividades humanas— y están en peligro. El gobierno ha anunciado un recorte del 75% de presupuesto a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). Esto ha sucedido en medio de la pandemia de Covid-19, que, en gran medida, fue producida por la relación destructiva del ser humano con otras especies animales.

Si algo ha quedado claro durante esta contingencia sanitaria, es que nuestra manera de relacionarnos con el medio ambiente debe cambiar de manera urgente. Y, sin embargo, los gobiernos no parecen estar en sintonía con esa reflexión. La protección del medio ambiente se ve limitada por las grandes decisiones gubernamentales. Sin una agenda política que ponga en el centro la preservación de los ecosistemas, la vida en el planeta como la conocemos está destinada a desaparecer. Debemos centrar nuestra atención en esto, es vital para todos los seres que habitamos en este planeta. Sin agua no hay ecosistemas y sin ecosistemas no hay agua. Sin ambos, no hay vida.

Fuentes consultadas:

“Áreas Naturales Protegidas”, [https://sedema.cdmx.gob.mx/programas/programa/areas-naturales-protegidas], [consultado 12 de junio del 2020].

De Rosenzweig P., Lorenzo J., “Nuestras Bio-PyMEs”, Reforma, viernes 19 de junio del 2020, p. 11.

“Mensajes del Día Mundial del Medio Ambiente”, 5 de junio del 2020, [https://agua.org.mx/], [ consultado 12 de junio del 2020].

Water and Ethics, UNESCO, Francia, 2004

 

Compartir

El artículo 4º de la Constitución mexicana afirma que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.” Sin embargo, 47% de los mexicanos no tiene acceso constante al agua potable. La disponibilidad del recurso y su abastecimiento dependen de diversos factores. ¿Conoces cuáles? ¡Descubre más en esta trivia!

¡Ir a la Trivia!