Impacto ambiental de la industria de la moda

19 mayo 2022 Agua

Redacción: Karla Rivera/Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental, A.C./agua.org.mx

Investigación: Natalia Martínez- Estudiante de mercadotecnia de la Universidad Iberoamericana

Foto: Canva

El concepto de “fast fashion” o “moda rápida” se refiere a los grandes volúmenes de ropa producidos por la industria de la moda, que se caracteriza por los precios bajos y una inducción a los consumidores a comprar y desechar ropa frecuentemente [1].

Tan solo de 2000 a 2015 la producción de ropa en el mundo se duplicó: alrededor de 50 mil millones de prendas fueron fabricadas en el 2000, mientras que en el 2015 se produjeron más de 100 mil millones [1].

La moda rápida está teniendo diversas implicaciones ambientales y sociales, como la contaminación y uso excesivo del agua o la explotación laboral de población adulta e infantil, por mencionar algunos ejemplos.

¿Sabías que la industria de la moda…?[2] [3]

  • Es la segunda más contaminante del mundo
  • Se requieren 7,500 litros de agua para producir unos jeans, 2,000 litros para producir una playera de algodón y 8,000 litros de agua para producir un par de zapatos de piel. Ver: Agua virtual y huella hídrica 
  • La producción de ropa y calzado produce más del 8 % de los gases de efecto invernadero

El impacto ambiental de la industria de la moda se presenta en todas las etapas de su proceso, desde la obtención de materias primas, la producción, transporte y almacenamiento, uso, hasta el momento de desecho de las prendas. En esta última etapa, por ejemplo, los materiales sintéticos no biodegradables que contiene la ropa terminan contaminando el agua y la tierra. Asimismo, un estudio realizado por la Universidad de California registra que como media se desprenden 1,7 gramos de microfibras (microplásticos textiles) en cada lavado. Estos materiales viajan por el sistema de desagüe hasta alcanzar ríos, lagos y océanos [4].

Asumiendo el problema socioecológico de la industria textil y particularmente en oposición al  fast fashion han surgido movimientos como la llamada moda sostenible o moda lenta, que propone fabricar de forma duradera, desacelerada, descentralizada, a pequeña escala, ecológicamente adecuada y socialmente justa[3].

La moda lenta se basa en el enfoque de economía circular, que es aquella forma de producir, almacenar, distribuir y consumir bienes de manera responsable, por ejemplo, utilizando materiales no contaminantes, prolongando la vida útil de los productos, apelando al reciclaje y promoviendo condiciones dignas para los trabajadores [3]. Con este enfoque han surgido varias iniciativas en las diferentes etapas del proceso de la industria, a continuación, te mencionamos algunas.

En cuanto a materias primas, se ha optado por utilizar ciertos materiales a partir de ingredientes obtenidos de la tierra, tales como vegetales, raíces y legumbres o el uso de especies algales como el sargazo, que actualmente representa un problema en las playas del caribe mexicano. A manera de ejemplo, existe una empresa que elabora zapatos a partir de sargazo y botellas de plástico, colaborando a su vez en la limpieza de las playas[5]. Si quieres saber más acerca de esta iniciativa, te invitamos a ver el siguiente video.

Otra de las alternativas es el algodón regenerado. El algodón es uno de los materiales más utilizados para la elaboración de prendas, sin embargo, es una de las plantas que más espacio, agua y fertilizantes necesita para cubrir la demanda actual. Al procesar el desperdicio de ropa de algodón se puede crear un algodón regenerado, este consume 98 % menos agua que el algodón virgen, genera 80 % menos emisiones de gases invernadero que el poliéster, viscosa y elastano, y emite cero micro- fibras de plástico, entre otras virtudes[6][7]

Resulta indispensable que como consumidores comencemos a cuestionar los orígenes y el impacto de lo que compramos y exigir a las empresas de la industria de la moda procesos más transparentes y con menos efectos sociales y ambientales negativos.  Por ejemplo, existen herramientas como el Environmental Profit and Loss System (EP&L) que ayudan a conocer el impacto ambiental de las empresas de moda según criterios como: emisiones de gases invernadero, contaminación del aire, contaminación del agua, consumo de agua, desechos y uso de tierra. De este modo, estas pueden informar sobre el impacto ambiental de sus procesos.

La decisión está en nuestras manos, cada que pensemos en adquirir una prenda es indispensable que nos cuestionemos si realmente la necesitamos y empezar a reflexionar sobre ¿Qué impacto conlleva mi compra?

Para saber más sobre este tema te invitamos a ver este documental de DW “Moda rápida – El oscuro mundo de la moda barata”

Fuentes:

[1] Greenpeace México. (2021). Fast Fashion: de tu armario al vertedero. Consultado en Greenpeace México. Recuperado de https://www.greenpeace.org/mexico/blog/9514/fast-fashion/

[2] Naciones Unidas. (2019) El costo ambiental de estar a la moda. Consultado en Naciones Unidas. Recuperado de https://news.un.org/es/story/2019/04/1454161

[3] National Geographic. 19 de abril de 2022. Moda sostenible: conoce una alternativa al “fast fashion”. National Geographic. Recuperado de: https://www.nationalgeographicla.com/medio-ambiente/2022/04/moda-sostenible-conoce-una-alternativa-al-fast-fashion

[4] El Universo. 16 de febrero de 2020. Agua de lavadora contamina el mar con la microfibras de la ropa sintética.: El Universo. Recuperado de https://www.eluniverso.com/noticias/2020/02/16/nota/7735887/agua-lavadora-contamina-mar-microfibras-ropa-sintetica/

[5] Ayala, N. 27 de mayo de 2022. El asombroso calzado 100% mexicano fabricado a base de alga y plástico reciclado. Sputnik. Recuperado de https://mundo.sputniknews.com/20190527/renovare-zapatos-sargazo-algas-plastico-mexico-1087412988.html

[6] Farías Iribarren, G. 26 de noviembre de 2018. Algodón reciclado vs. algodón orgánico.  Textiles Panamericanos. Recuperado de https://textilespanamericanos.com/textiles-panamericanos/2018/11/algodon-reciclado-vs-algodon-organico/

[7] Thomas, D. (2019) Fashionopolis: The Price of Fast Fashion and the Future of Clothes. Nueva York: Penguin Press.

 

Compartir

Hoy en día compramos 60 % más ropa que en el año 2000. La moda rápida cada vez adquiere mayor fuerza, pero ¿cuáles son sus efectos? Pon a prueba tus conocimientos sobre “la industria de la moda y el agua” participando en esta trivia.

 Ir a la trivia