Inundaciones y Sequías

28 septiembre 2020 Agua

Redacción/Agua.org.mx

Por su ubicación geográfica, México tiene una amplia variedad de climas. Al sur y sureste hay bosques y selvas tropicales que reciben gran cantidad de lluvia, mientras que el centro y el norte sufren por falta de agua. Este contraste hídrico, caracterizado por periodos de inundaciones y sequías, posiblemente se agravará por el cambio climático al provocar que estos eventos aumenten en número y consecuencias.

En los últimos años, México ha enfrentado una cifra creciente de fenómenos meteorológicos extremos que han resultado en desastres, al causar pérdidas humanas y altos costos socioeconómicos. Se estima que los eventos ocurridos en la década de 1980 a 1990 causaron pérdidas por 70 millones de dólares, mientras que de 2010 a 2014 ascendieron a 2 174 millones de dólares [1] .

Entre 2000 a 2018, el 86.8% de los daños y pérdidas a causa de desastres en México fueron de origen hidrometeorológico [2] , el 96.2% de las pérdidas económicas correspondieron a desastres de origen hidrometeorológico; el 44% por lluvias fuertes, y el 28.4% por ciclones tropicales [3]. Durante el 2017, los fenómenos hidrometeorológicos, tuvieron una ocurrencia sumamente baja con respecto al impacto total de los desastres registrados en este año [4]; sin embargo, según el resumen ejecutivo del CENAPRED [5], en el 2018 estos fenómenos fueron los causantes de más prejuicios en el país al conjuntar 84.4 % del monto total de los daños y pérdidas.

Según la Conagua, durante 2015, México tuvo una precipitación pluvial acumulada de 872 milímetros, es decir, un 17.8% superior a la precipitación pluvial normal, que es de 740 milímetros (de 1981 a 2010) [5] y, durante el 2017, alcanzó 782 milímetros, 5.6% superior a la normal [6].

Por otro lado, está la sequía. Aunque se trata de una propiedad normal y recurrente del clima, se considera atípica cuando se refiere a un periodo prolongado (una estación, un año o varios años consecutivos) en que la precipitación es menor a la normal. Las sequías son los desastres naturales más costosos, porque afectan a más personas que otras formas de desastre natural. Adicionalmente la sequía puede enlazarse con fenómenos de degradación del suelo y deforestación.

En 2018 se presentaron en el país franjas de sequía moderada, severa y extrema en Baja California y la frontera con Estados Unidos, así como zonas aisladas anormalmente secas en el sureste y el sur del país [7]. En noviembre de 2017, México presentó el 8.19% de su superficie con sequía y el 19.7% con condiciones anormalmente secas; nuevamente Baja California fue de los estados afectados junto con Sonora y Sinaloa [8].

Al año 2018, INEGI reporta que los costos totales por agotamiento y degradación ambiental ascienden a 1,019,751 millones de pesos de los cuales, 41,050 millones de pesos se deben al agotamiento de agua subterránea y 42,750 millones de pesos a contaminación del agua [9].  

Una de las principales consecuencias de la sequía son los incendios forestales, que agravan aún más la pérdida de bosques en México, de acuerdo con la FAO, un promedio de 148 000 hectáreas al año durante los últimos 25 años [10]. La Estrategia Nacional de Cambio Climático establece en su diagnóstico que México presenta una alta vulnerabilidad ante inundaciones y sequías, al poner en riesgo a 61 millones y 54 millones de personas, respectivamente [11].

Bibliografía

[1] Cenapred (2015), “Desastres en México: impacto social y económico”, infografía.
[2] Cenapred (2018), Desastres en México, infografía, http://www.cenapred.unam.mx/es/Publicaciones/archivos/318-INFOGRAFADESASTRESENMXICO-IMPACTOSOCIALYECONMICO.PDF
[3] Cenapred (2016), Impacto socioeconómico de los desastres en México durante 2015, resumen ejecutivo, p. 7.
[4] Cenapred (2017), Impacto socioeconómico de los desastres en México durante 2017, resumen ejecutivo, p.40.
[5] Cenapred (2018), Impacto socioeconómico de los desastres en México durante 2018, resumen ejecutivo, p. 7.
[6] Conagua (2016), Estadísticas del agua en México, p. 34.
[7] Estadísticas del Agua en México (2018), p. 32-45
[8] Ibid., p. 40.
[9] Inegi, CUENTAS ECONÓMICAS Y ECOLÓGICAS DE MÉXICO 2018, https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2019/StmaCntaNal/CtasEcmcasEcolgicas2018.pdf
[10] FAO (2015), Evaluación de los recursos forestales mundiales 2015, p. 12.
[11] Estrategia Nacional de Cambio Climático visión 10-20-40, p. 33.

Compartir

El artículo 4º de la Constitución mexicana afirma que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.” Sin embargo, 47% de los mexicanos no tiene acceso constante al agua potable. La disponibilidad del recurso y su abastecimiento dependen de diversos factores. ¿Conoces cuáles? ¡Descubre más en esta trivia!

¡Ir a la Trivia!