Aguas negras, dulce vitamina de las bacterias

29 diciembre 2008

Microorganismos patógenos que habitan en el drenaje absorben remanentes de medicina desechada por el cuerpo humano y generan resistencia, dicen investigadoras

Fuente: EXonline
29 de diciembre de 2008
Por Héctor Figueroa

De acuerdo con estudios realizados por las doctoras Irma Rosas Pérez y Christina Désirée Siebe Grabach, de la UNAM, hay bacterias que se fortalecen a partir de los medicamentos que el cuerpo humano desecha.

La mayoría de los antibióticos son excretados por el hígado, aunque existe un importante grupo que se excreta por la orina y la materia fecal.

Esos residuos, concluyeron las investigadoras, fortalecen a las bacterias que habitan en los drenajes o cuerpos de agua.

“Esa inmunidad ha acortado la vida media de los antibióticos y por ende su efectividad”, dijo la bióloga Irma Rosas Pérez al señalar que sus estudios han demostrado que “las bacterias presentan factores de resistencia a panaceas viejas y nuevas”.

“El panorama se torna grave, pues su resistencia induce el empleo de mayores concentraciones de antibióticos para su tratamiento, lo que puede provocar procesos tóxicos”, indicó la también presidenta del Colegio de Biólogos de México.

Por su parte, Christina Désirée Siebe Grabach expuso que “es necesario descontinuar tratamientos que se han vuelto débiles y echar mano de otros a los que no tengan resistencia los microorganismos.

“Aunque si los médicos y la comunidad hacen mal uso de ellos y las aguas negras son manejadas de modo inadecuado, su eficiencia seguirá decreciendo”, expuso la especialista Siebe Grabach.

La resistencia bacteriana a antibióticos es un grave problema de salud, porque infecciones que anteriormente eran sensibles o susceptibles a ciertos antibióticos, en la actualidad transmiten genes de resistencia de una bacteria a otra frente a los mismos medicamentos, tornándose en un problema que amenaza la salud pública.

Por ejemplo, el escherichia coli y el S. pneumoniae, que antes eran erradicados con la ampicilina o la penicilina, hoy son resistentes a esas sustancias.

Ello también genera un problema hospitalario porque las infecciones por diarreas, neumonías o peritonitis cada vez son más agudas debido a la resistencia bacteriana a múltiples antibióticos.

Además de la resistencia generada por las sustancias absorbidas en el agua, la automedicación contribuye al fortalecimiento de las bacterias.

El propósito de todos los antibióticos es acabar con las bacterias. Originalmente concebidos a partir de un hongo, existe en la actualidad gran variedad de antibióticos que matan a las distintas bacterias que suelen agredir a nuestro organismo.

Hasta el momento, no existe un antibiótico que pueda matar a todas las bacterias patógenas y tampoco existe un antibiótico capaz de de seleccionar las bacterias que va a eliminar.

Resulta que si un tratamiento con estos medicamentos se interrumpe antes de haber destruido a estos organismos provoca que los gérmenes vayan creando resistencia al mismo y, por lo tanto, las bacterias desarrollen defensas para enfrentarlo.

De tal forma que si usted se auto receta con pequeñas dosis de antibióticos cuando cree que tiene una infección bacteriana en el estómago o en la garganta, por ejemplo, lo único que está provocando es fortalecer las defensas de las bacterias hacia estos fármacos.

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La biodiversidad y el medio ambiente son esenciales para alcanzar el bienestar social ¿Sabes que toda la vida del planeta Tierra está en peligro?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!