Hechos y cifras sobre la contaminación del agua

08 noviembre 2007

 

    Hechos y cifras sobre la contaminación del agua

  • La contaminación del agua ha sido definida como la presencia de material perjudicial e inapropiado en el agua, derivado de alcantarillas, desechos industriales y de la escorrentía del agua de lluvia, en concentraciones suficientes como para hacerla inadecuada para su uso.
  • Durante mucho tiempo, hemos utilizado los recursos atmosféricos, terrestres e hídricos como “sumideros” donde eliminamos los desechos que generamos. Estas prácticas dejan la mayor parte de los desechos sin tratamiento adecuado generando contaminación, lo que a su vez afecta a las precipitaciones, las aguas superficiales y subterráneas y a la degradación de los ecosistemas.
  • La contaminación proveniente de aguas residuales agrícolas, industriales y domésticas está provocando que los recursos hídricos, tanto superficiales como subterráneos, sean cada vez más escasos y de peor calidad.
  • Las fuentes de contaminación que influyen sobre la calidad de los recursos hídricos se pueden desarrollar a diferentes escalas (local, regional y global) pero por lo general se pueden clasificar en nueve categorías: materia orgánica; contaminantes patógenos y microbianos; nutrientes; salinización; acidificación (precipitación o escorrentía); metales pesados; compuestos orgánicos tóxicos y contaminantes microorgánicos; termales; y partículas de cieno y en suspensión.
  • La contaminación atmosférica proveniente de plantas industriales y de vehículos genera deposiciones secas y húmedas. Esto causa condiciones de acidez en fuentes de aguas superficiales y subterráneas, y al mismo tiempo lleva a la destrucción de los ecosistemas. Las deposiciones ácidas perjudican la calidad del agua de lagos y corrientes al descender los niveles de pH (es decir, al aumentar la acidez), disminuir la capacidad de neutralizar el ácido y aumentar las concentraciones de aluminio. Las altas concentraciones de aluminio y el aumento de acidez reduce la diversidad de especies y la abundancia de vida acuática en muchos lagos y corrientes.
  • El vertido industrial arrojado sin tratamiento posee un alto contenido orgánico, lo que provoca un aumento acelerado de algas, bacterias y limo, una disminución de oxígeno en el agua y una contaminación termal. El vertido puede afectar a un volumen de agua relativamente elevado y puede tener numerosos impactos en la salud humana. El agua contaminada puede afectar a fondos de pesca, tierras de regadío, municipios situados aguas abajo, aguas de baño, así como a las aguas transfronterizas.
  • Se estima que un 80% de los contaminantes que afectan a las aguas costeras, la mayor parte provenientes de fuentes terrestres, es transportado por los ríos, existiendo evidentes vínculos entre las cuencas aguas arriba y las zonas costeras asociadas.
  • Se estima que, sólo en Estados Unidos, la industria genera cerca de 3,63 millones de toneladas de contaminantes orgánicos peligrosos cada año, y que únicamente un 10% de estos contaminantes se evacúa de manera ecológicamente aceptable.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sabes qué son las Soluciones basadas en la Naturaleza y cuál es su importancia? Te invitamos a conocerlo en esta trivia.

 Ir a la trivia