Urge la Ley General de Aguas: Afirma el Consejo Consultivo del Agua

16 mayo 2017

Al Ejecutivo Federal
Al Legislativo Federal
A los gobernadores
A la ciudadanía

El Consejo Consultivo del Agua (CCA), asociación civil, plural e independiente, integrada por personas, empresas y organismos de los sectores social,  académico y privado en México, manifiesta su gran preocupación por la posposición de la discusión y aprobación de un proyecto de Ley General de Aguas (LGA).

Se requiere de una Ley General que establezca las bases para satisfacer el derecho humano al agua, así como el abastecimiento de los ecosistemas y usos económicos, así como seguridad jurídica, rendición de cuentas, y uso eficiente del recurso.

Una Ley que permita regular la gestión del recurso, a partir de un diseño institucional actualizado, que recoja realidades sociales, económicas, y ambientales; que considere la participación efectiva de los sectores público, privado y social, así como de los distintos ámbitos de gobierno en el diseño, planeación, ejecución, seguimiento, y control de la política pública del agua.

El Consejo Consultivo del Agua considera indispensable que la LGA que se promulgue contenga, como mínimo:

1.- Disposiciones para que el Estado haga efectivo el
derecho humano al agua para todos los mexicanos,
con un mínimo de entre 50, e idealmente, 100 litros
de agua salubre por persona al día, y que esta sea
accesible y asequible.

2.- Directrices para una política pública del agua equitativa que garantice: a) disponibilidad suficiente a
poblaciones humanas y a actividades económicas,
con la calidad, regularidad y volúmenes necesarios;
b) buenos estándares de pureza del agua, en cuerpos
continentales y zonas costeras; y, c) abastecimiento
adecuado para la conservación de cuencas y
ecosistemas acuáticos.

3.- Ley capaz de encaminar al país hacia la seguridad, la
sustentabilidad, la equidad, y la competitividad
hídricas.

4.- Distribución clara de facultades entre Federación,
estados y municipios, que tome en cuenta la participación de las organizaciones comunitarias de servicios de agua y saneamiento, y que procure una
adecuada concurrencia de la sociedad en la gestión y
administración del agua.

5.- Mecanismos que garanticen certidumbre jurídica
para que la sociedad, empresas, organizaciones, y
gobierno, puedan concurrir y participar en la formulación y ejecución de la política hídrica.

6.- Una efectiva regulación, supervisión y control de los organismos operadores de agua, para garantizar la
eficiencia, calidad y sustentabilidad de los sistemas
de agua urbano-municipales.

7.- Incentivos que promuevan la innovación tecnológica en todos los aspectos del agua, incluyendo la captación de agua de lluvia, y el aprovechamiento de
los mantos de agua profunda, que sirvan para acrecentar las reservas del recurso.

8.- Instrumentos que incentiven el uso eficiente del
agua, así como su reúso, reciclaje, sustitución de
aguas de primer uso, revertir el abatimiento de los
mantos freáticos, y eliminar la contaminación de los
cuerpos de agua.

9.- Mecanismos que permitan generar los recursos
necesarios para la expansión de la infraestructura
hídrica del país.

10.- Acciones efectivas de vigilancia y control que garanticen la aplicación de la ley, el acceso a la justicia, la rendición de cuentas y la transparencia.

En suma, demandamos del Ejecutivo y del Congreso Federales, de los gobiernos estatales, y de los ayuntamientos que coordinadamente concluyan, tan pronto sea posible, el proyecto de Ley General de Aguas y su promulgación, como lo exige el país

09 de mayo de 2017
Fuente: CONSEJO CONSULTIVO DEL AGUA
Responsable de la publicación: Juan José Huerta Coria

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *