Estudiarán potabilidad de agua mediante monitoreo regional

07 julio 2008

 

Fuente: La Crónica de Hoy
6 de julio de 2008
Por Isaac Torres Cruz

Investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) impulsan una red de monitoreo de aguas de la zona metropolitana del Valle de México, con el objetivo de proporcionar a la población información sobre la calidad del agua con la que cuenta su demarcación e incentivar su consumo.
De acuerdo con los especialistas, la cantidad de agua embotellada que se consume en el país ha crecido desde hace 15 años por la desconfianza del líquido que llega por las tuberías, sin embargo, la mayoría de las veces tiene altos índices de calidad, incluso más que la envasada.
“Desde hace más de una década nos han impuesto una cultura de consumo del agua, en el que las principales empresas embotelladoras han exacerbado, sin ningún parámetro, el concepto de que la distribuida es de mala calidad “, apuntó Delia Montero Contreras, de la UAM Iztapalapa.
Los científicos recordaron que en el área metropolitana se pagan cerca de 2.50 pesos por metro cúbico de agua entubada, mientras que el costo puede ascender a mil pesos si ésta es embotellada.
Ante esta preocupación, un equipo multidisciplinario de las cuatro unidades de dicha casa de estudios realizan el proyecto “La calidad del agua en la ciudad”, mediante el cual proporcionarán información a la población sobre los niveles de potabilidad del líquido en su demarcación. Los datos serán proporcionados por medio de un sistema de monitoreo en el que se tomarán muestras para ser analizadas en los laboratorios de alguna de las unidades de la UAM.
Aseguraron que con dicha información los pobladores podrán conocer los niveles de potabilidad del agua en su colonia y tener la seguridad de que la pueden beber.
Además, entre otros objetivos del proyecto se encuentra “informar de manera constante sobre la variación de la calidad del agua para dar certeza de su consumo e incidir en el gasto familiar al disminuir el consumo de agua embotellada y propiciar nuevas políticas de regulación de establecimientos que se dediquen a dicho negocio”.
Por su parte, Erasmo Flores, académico de la Unidad Azcapotzalco, dijo: “Muchas veces el agua distribuida en algunas delegaciones tiene mejores estándares de potabilidad que la embotellada. Existen, por otra parte, pequeños establecimientos que rellenan garrafones del líquido con sus mismas tomas sin ningún control de calidad”.

MEJORAMIENTO. De acuerdo con los académicos, si bien es cierto que en la zona oriente –de Iztapalapa hasta Chalco– existe menor calidad del agua, es viable que gran parte del área metropolitana cuente con altos índices de potabilidad.
Agregaron que, además del monitoreo, la UAM emitiría recomendaciones en las delegaciones donde la calidad es menor para mejorar la potabilidad del líquido.
“Podríamos dar aviso sobre las dosis de cloración en ciertas demarcaciones y las inconsistencias del líquido en ciertas rutas, para así tomar medidas en su mejoramiento”.
Los académicos reconocieron que para llevar a cabo el proyecto es necesaria la cooperación de la Comisión Nacional del Agua, así como del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, instituciones que cuentan con algunos datos pero no cubren toda el área metropolitana, además de que no los difunden

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!