FAO propone ayudas a los agricultores y que sean los guardianes del ambiente

15 noviembre 2007

Roma, Italia (15 de noviembre de 2007).- La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) lanzó hoy una propuesta para luchar contra el cambio climático, la de ayudar a los agricultores para que se conviertan en los guardianes del medioambiente.

Con el título "Pagos a los agricultores por los servicios ambientales", la FAO presentó hoy su informe anual sobre el estado mundial de la agricultura y la alimentación de 2007.

 

"A pesar de un crecimiento económico mundial sin precedentes, 1.100 millones de personas todavía viven en una extrema pobreza y más de 850 millones padecen hambre crónica, mientras los ecosistemas están más amenazados que nunca", comienza el informe de la FAO.

 

Y asegura que "la estrecha relación existente entre la pobreza, el hambre y la degradación del ecosistema es cada vez más clara".

 

La FAO ha visto en los campesinos los posibles salvadores y guardianes del ecosistema pero, para ello, "es esencial que estas personas cuenten con los incentivos adecuados".

 

El Director General de la FAO, Jacques Diouf, explica en el informe que "la agricultura emplea a más personas y consume más tierra y agua que cualquier otra actividad humana" y aunque puede "degradar las tierras, el agua, la atmósfera y los recursos biológicos del planeta", también puede mejorarlos.

 

El proyecto de pago por servicios ambientales representa una forma de incrementar los incentivos para las prácticas agrícolas adecuadas, y a menudo para compensar la contaminación generada por otros sectores, añade la FAO.

 

Los estudios de la FAO afirman que la producción agrícola es responsable del 30% de las emisiones de gas invernadero y del 20% de la desforestación.

 

Por ello, según la FAO, buena parte de la protección de la naturaleza está en manos de "los más de dos mil millones de personas cuyos medios de vida dependen directamente de los cultivos, la ganadería, la pesca o los bosques".

 

Pero estas personas también pueden colaborar a una "menor deforestación" con la plantación de árboles, el incremento de la cubierta vegetal y la correcta gestión de los pastos".

 

Con estas prácticas, los agricultores pueden ser capaces de capturar 2.000 millones de toneladas de CO2 en 2012 en cerca de 50 países.

 

La FAO dice que en algunos casos estas ayudas pueden provocar una "reducción del empleo agrícola o la subida de los precios de los alimentos", pero también "beneficiar a muchos de los más de mil millones de pobres en los países en desarrollo y que viven en ecosistemas frágiles".

 

Los pagos pueden adquirir una gran variedad de formas, directos por los gobiernos a los productores, o indirectos, como la cantidad extra que ya pagan los consumidores por determinadas formas de cultivar café.

 

La FAO explicó en su informe cómo estas ayudas tanto públicas como privadas ya han funcionado en algunos países, especialmente de Asía y Latinoamérica, Entre ellas el proyecto "Scolel Té" en Chiapas, México, en el que empresas y particulares pagan a los agricultores y a las comunidades rurales para compensaciones voluntarias de emisiones de carbono, generadas por la adopción de prácticas agroforestales.

 

Otros ejemplos incluyen sistemas de etiquetado ecológico como, por ejemplo, la certificación SalvaNATURA para el café de sombra de El Salvador.

 

Durante la presentación de hoy, se lanzó un llamamiento a la comunidad científica para que se estudien mecanismos para calcular el valor de los servicio específicos para proteger el ambiente.

Por: EFE

Sitio web: http://mx.news.yahoo.com/s/15112007/38/tecnologia-fao-propone-ayudas-agricultores-sean-guardianes-ambiente.html

 

Artículos relacionados
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

México tiene litorales por ambos lados del país ¿sabes qué ecosistemas acuáticos hay? ¿sabes qué es un manglar? ¡Pon a prueba tus conocimientos en este tema!

 Ir a la trivia