Impiden a Conagua destruir diques ilegales en Chihuahua

01 agosto 2014

 

Los tajos construidos por los menonitas en la parte alta del río y los arroyos que forman la cuenca hidrológica del río Del Carmen impiden que la corriente y los escurrimientos lleguen a la presa Las Lajas, ubicada aguas abajo, a cuyo líquido tienen derecho los productores del distrito de riego Flores Magón, que incluye los núcleos ejidales Benito Juárez, Las Lajitas y San Lorenzo, así como la colonia agrícola Ricardo Flores Magón.

En esta región del noroeste de Chihuahua, la distribución del agua ha propiciado un conflicto social que involucra a grandes agricultores menonitas, algunos de ellos vinculados con la falsificación de títulos de derechos de agua y la compraventa de terrenos de agostadero para convertirlas en tierras agrícolas que venden a familias de su mismo origen étnico.

Además, en la zona existe una fuerte presencia de células del crimen organizado, que vigilan los caminos de acceso.

El martes pasado, personal de la Conagua y 13 agentes federales, enviados para proteger la maquinaria pesada y a los trabajadores de la dependencia, acudieron a la colonia Los Jagüeyes, donde un grupo de 60 personas, menonitas y gente extraña, impidió el paso a topógrafos e ingenieros a las presas ilegales.

Estamos en espera de los oficios y las órdenes para empezar la destrucción de tajos ilegales. Los menonitas no atienden cuestiones legales y consideran que pueden construir presas sobre los ríos y arroyos que pasan por sus terrenos, cuando son propiedad de la nación, señaló el comandante del grupo de agentes federales enviado el viernes pasado, quien pidió anonimato.

En la misma colonia Los Jagüeyes, productores menonitas han impedido a la Conagua clausurar pozos abiertos con documentos falsos. Los menonitas desmantelaron hace dos años maquinaria contratada por la Conagua y cada vez que los inspectores del organismo intentan ingresar a los campos son expulsados por la fuerza.

En espera de órdenes, los policías federales y los empleados de la Conagua permanecen en un hotel de la comunidad Santa Catarina, pero ya pasó una semana y no han podido destruir uno solo de los tajos ilegales.


01 de agosto de 2014
Fuente: La Jornada
Nota de Miroslava Breach Velducea

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!