Impulsa la Conagua reformas que elevarán la contaminación

15 octubre 2007

La Jornada
2007-10-15 9:08 am

 

Con el argumento de su baja captación de recursos económicos y la “ilusión” de incentivar a industriales y otros usuarios para que traten el agua antes de descargarla a ductos públicos, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) propuso eliminar como cargas contaminantes cianuros, coliformes fecales, fósforo, metales pesados, grasas, aceites, nitrógeno y otras sustancias.

Por vez primera en la revisión de la Ley Federal de Derechos en Materia de Agua y Descargas –ligada cada año a la discusión sobre el presupuesto federal–, las autoridades ambientales pretenden reducir de 16 a dos el número de parámetros contaminantes en el actual esquema de límites máximos permisibles y eliminar el término “descarga fortuita” para que los particulares, “por propia voluntad”, traten el agua residual; sin embargo, no especifica cómo deberán hacerlo.

Hoy, en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados los representantes de la Conagua buscarán que los legisladores aprueben sus propuestas de modificación y mañana las autorice el pleno.

Los cambios ponen en riesgo la salud de la población y otros derechos, por lo que el diputado del PRD Pablo Trejo Pérez planteó que se revisen cuidadosamente, al igual que el artículo 279, el cual estipula que los recursos obtenidos por uso o aprovechamiento de bienes del dominio público de la nación, como los cuerpos receptores de aguas residuales, se destinen a la realización de obras, acciones de saneamiento y dotación de infraestructura para el tratamiento de dichas aguas.

La ley contempla que los usuarios de cuerpos receptores de aguas residuales soliciten autorización a la Conagua para realizar un programa de saneamiento y tratamiento de éstas, pero no determina las acciones. Ante ello, el legislador sugirió que en dicha norma se establezca el compromiso de éstos a no rebasar los límites establecidos y a mejorar la calidad de las descargas.

Además, que presenten un informe a la Conagua sobre los avances del programa de acciones en julio y enero, y que quienes lo omitan no gocen de los beneficios de que les sean regresados fondos para la construcción de plantas de tratamiento.

De no ponerse candados a dicha situación el incentivo fiscal “se vuelve perverso”, agregó el asesor en recursos naturales del PRD Miguel Ángel Montoya. Consideró que la eliminación de parámetros sobre contaminación es una situación de alto riesgo, ya que en las reuniones previas para elaborar los cambios a dicha ley los representantes de la Conagua no presentaron por escrito las opiniones de expertos.

“Mantenemos una reserva muy crítica de que bajen dichos parámetros, ya que se plantea una simplificación en el cálculo”, y a cambio se asignan los pagos que realicen los contribuyentes a quienes descarguen aguas residuales para que lleven a cabo un programa de tratamiento tipo esquema de condonación de créditos fiscales.

Además, con la reforma propuesta por la Conagua y la Secretaría de Hacienda las cuotas en pesos por kilogramo de contaminante por trimestre se reducen considerablemente –varían de 0.2953 a 0.5968 pesos–, lo cual agrava el problema de descargas contaminantes, ya que se propicia la infición. Por ello es necesario evaluar los cambios nuevamente y no aprobarlos fast track, sin consideraciones científicas, apuntó.

 

Sitio Web (URL) http://www.jornada.unam.mx/2007/10/15/index.php?section=sociedad&article=041n1soc

Autor(es) Matilde Pérez U.
Artículos relacionados
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder a agua es un derecho humano, pero hacerlo de forma clandestina es un delito. ¿Qué pasa con el huachicoleo de agua?  ¿Sabes cómo se maneja ese negocio?   ¿Qué sabes sobre el tema?

¡Pon a prueba tus conocimientos en este tema! ¡Y diviértete!

 Ir a la trivia