Mundo- Las aguas residuales son una de las mejores herramientas para predecir brotes de COVID-19 (National Geographic)

04 julio 2022 Agua

04 de julio de 2022

Fuente: National Geographic

Nota de Priyanka Runwal 

Foto: M. Scott Brauer, REDUX

  • Desde marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia de COVID-19, los científicos han estado utilizando muestras de aguas residuales no tratadas para buscar fragmentos del virus del SARS-CoV-2 que se desprenden de las heces de los pacientes infectados, lo que les permite proporcionar alertas tempranas sobre los brotes virales.

Los niveles del virus suelen aumentar durante unos cuatro a seis días en las aguas residuales antes de que una zona vea un aumento de los casos clínicos. Las comunidades y los proveedores de servicios médicos pueden, por tanto, utilizar los datos de las aguas residuales para predecir los incrementos locales y aumentar las pruebas y los esfuerzos de vacunación.

Los primeros trabajos tuvieron tanto éxito que en septiembre de 2020 los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. establecieron un Sistema Nacional de Vigilancia de Aguas Residuales, asociándose con docenas de plantas de tratamiento de todo el país y financiando la vigilancia de las aguas residuales para el SARS-CoV-2.

Leer.

Más noticias en:

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

México se encuentra dentro de los países con mayor superficie de manglar ¿Sabes en qué lugar? Participa en esta trivia y descúbrelo

 Ir a la trivia