Nace operadora de agua en Tlajomulco; habrá medición

10 enero 2013

El alcalde de Tlajomulco, Ismael del Toro, inauguró la construcción de interconexión de la red de agua el pasado noviembre. ESPECIAL

 

GUADALAJARA, JALISCO (10/ENE/2013).- El nuevo organismo operador de agua potable en Tlajomulco de Zúñiga arrancó operaciones ayer y con ello la promesa de agregar finalmente los servicios de medición (micro y macromedición) a los pozos y domicilios particulares de aquella localidad, para mantener control en la cantidad de metros cúbicos que entrega y en el gasto exacto que la ciudadanía hace de ellos, una deficiencia que este municipio ha padecido por años.

La meta fijada por la operadora naciente, que tendrá por nombre Sistema de Alcantarillado y Agua Potable de Tlajomulco (Siat), es que las mediciones se concreten a más tardar para 2016.

Tlajomulco abastece a más de 400 mil habitantes a partir del agua que extraen de 105 pozos, pero sólo estima que entre todas las fuentes se entreguen alrededor de mil litros por segundo. Tal es la razón por la que los tandeos en el municipio son una costumbre, pues cada persona gasta en promedio 200 al día.

Rafael Cervantes Solís, director del organismo, asegura que una vez que esté constituido como tal, el Siat hará las gestiones necesarias para que este mismo año se les entreguen subsidios federalizados como el Programa de Devolución de Derechos (Prodder) y el Programa de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en Zonas Urbanas (Apazu). Lo anterior con el ánimo de iniciar las compras de medidores, y eventualmente arranque la optimización de su red hídrica.

Tlajomulco tiene 135 mil cuentas efectivas, y 18 mil de ellas están duplicadas, dada la problemática con ciertas urbanizadoras que no hicieron el trámite completo al entregar su fraccionamiento al municipio.

Sólo una quinta parte de las cuentas (28 mil) tiene medidores. Éstos fueron instalados luego de que el plan de desarrollo municipal obligara a los fraccionadores a hacerlo para recibir sus espacios de convivencia.

La estrategia de medición, señala el funcionario, busca crear conciencia en la población para que use a conciencia el líquido, pues al momento los cobros en donde no se calculan los metros cúbicos son fijos, y rondan desde los 40 a los 186 pesos mensuales (más 23% en la cuota para la operación de plantas de tratamiento, colectores y nueva infraestructura), de acuerdo con la zona de la localidad.

Respecto a la micro y macromedición a los pozos y a los domicilios, el especialista en urbanismo sustentable, Fernando Córdova Canela, explicó que una acción primaria y “lógica” en el Siat, ya que es uno de los principales indicadores de calidad del organismo operador y una medida que permite  la planeación de los consumos y la recuperación de la inversión, pero el reto está en el impacto ambiental, refirió el también profesor investigador en gestión y tecnología para la arquitectura sustentable de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

El Siat tiene que considerar el impacto ambiental y los ecosistemas, así como contemplar la disponibilidad y productividad a largo plazo de los pozos de agua porque “no es sacar por sacar” ni “meter tubos”. De ahí, la importancia de que la nueva operadora esté integrada por un equipo técnico interdisciplinario, incluso especialistas en medio ambiente, explicó Córdova.

Además, el recién creado Siat no debe despegar la vista del monitoreo del agua extraída de los pozos, así como el estudio del suelo donde se encuentran las fuentes del líquido, explicó Aída Lucía Fajardo Montiel, coordinadora de la Maestría en Ingeniería del Agua de la UdeG.

El monitoreo tiene que ser un trabajo constante porque “nuevas infiltraciones y recargas pueden generar variaciones en la calidad del agua”, comentó la especialista.

En Tlajomulco, alrededor de 30 mil habitantes carecen de agua potable debido a falta de infraestructura. Ellos son surtidos con pipas por el municipio; es un estatus que el nuevo organismo busca revertir.

PERFIL
Actual director del Siat

Rafael Cervantes Solís es ingeniero civil por la Universidad de Guadalajara (generación 72-77), inició a trabajar en la función pública cuando corría el año de 1977, en la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos; en 1989 laboró en la Comisión Nacional del Agua (Conagua), instancia en la que se desempeñó hasta  2007.

Desde 2007 a 2009 trabajó como consultor privado, y en 2010 fue invitado por el entonces alcalde Enrique Alfaro al Ayuntamiento de Tlajomulco para la dirección de Estudios, Proyectos y Construcción en el área de Obras Públicas.

EL MUNICIPIO DESCARTA ADHESIÓN
Es un “retroceso” para el abasto del recurso: SIAPA

La puesta en marcha de un nuevo organismo operador de agua potable en Tlajomulco de Zúñiga marca un “retroceso” para las políticas hídricas de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), considera el director del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), José Luis Hernández Amaya.

“Considero que los proyectos de una metrópoli deben verse a una escala como tal y no separado por cada municipio que vea sus necesidades; eso sería un retroceso”.

Expone que “las grandes urbes en el mundo” crecen de manera homologada, y no por separado. Por esto, sugiere que la operadora de esa localidad: el Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Tlajomulco (Siat), se sume al organismo.

La posibilidad de que esto sucediera fue descartada de inmediato en la administración pasada por el entonces alcalde Enrique Alfaro; desde su óptica “no convenía sumarse a un organismo en quiebra”. Ahora, el presidente en funciones, Ismael del Toro, señala que esto podría ocurrir durante su administración, más no en este momento.

Hernández Amaya concluyó que los proyectos en la materia deben verse “por regiones, y no por áreas”. “Sobre todo Tlajomulco, que tiene fuentes de abastecimiento con cierto riesgo de abatimiento de pozos, de calidad de agua, que no les garantiza en un largo plazo el abastecimiento”, expresó el director del SIAPA.

El hecho de crear una instancia descentralizada, como procedió Tlajomulco, es calificado por Jorge Montoya, de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México (ANEAS),  como un avance, puesto que adquiere autonomía para tomar decisiones, se agilizan los procesos y se pueden buscar recursos de fuentes federales.

No obstante, se debe poner atención en la capacidad del municipio, tanto de los recursos naturales que tenga para abastecer a su territorio, como para cumplir con la normatividad obligada.


10 de enero de 2013
Fuente: Informador
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!