Paradigmas del agua: sí es posible asegurar el abasto de agua en la Comarca Lagunera

21 junio 2013

A pesar de que en los últimos dos años las lluvias han sido escasas en la cuenca del Nazas, los principales centros de población y las actividades productivas en el valle han contado con disponibilidad de agua, debido a las reservas existentes en las presas y en el acuífero.

Cabe aclarar que en las zonas rurales más retiradas y vulnerables se ha padecido la sequía al no contar con fuentes permanentes de agua. La cuenca del Río Nazas, que desemboca en el valle de la Comarca Lagunera, es la principal aportación de agua que permite el suministro de agua para la agricultura y la recarga al acuífero. Si bien dependemos de las lluvias en la cuenca alta del Río Nazas, contamos con reservas de agua almacenadas en las presas y en el acuífero Principal.

Los centros de población ubicados en el valle cuentan con mayor disponibilidad de agua que otras ciudades del norte del país, situación que ha favorecido el desarrollo urbano y las actividades productivas en la región.

El desabasto recurrente que se presenta en algunas colonias y que es percibido por la población como agotamiento del acuífero, ya sea con sequía o sin ella, en realidad es originado por las deficiencias en las redes de distribución, situación que se agrava en las comunidades rurales que no cuentan con los sistemas apropiados, lo cual debe ser resuelto con la organización e infraestructura básica requerida.

Es importante aclarar que la disponibilidad de agua en el valle es mucho mayor que la demanda para el abastecimiento a la población y a la industria. Con base en dicha disponibilidad, si el agua se aprovecha eficientemente, la población no debe tener problemas de abasto ni ahora ni en el futuro, lo mismo aplica para los requerimientos de agua de la industria actualmente instalada y de muchas industrias que podrían instalarse en el futuro.

Para asegurar el manejo sustentable del agua en todos los usos, es imprescindible realizar acciones para el aprovechamiento eficiente del agua, con el fin de evitar que en un futuro, este recurso no sea una limitante de la producción en el campo, con el consiguiente impacto social y económico en la región.

De acuerdo a los diagnósticos realizados es posible disminuir los consumos de agua, tanto en el uso agrícola como en los centros de población, ya que existe un potencial importante de ahorro que se puede recuperar para lograr una reducción significativa en los diferentes usos del agua. Aún cuando existen diferentes visiones para plantear la problemática del agua en la región y sus posibles soluciones, en los últimos años el Consejo Ciudadano por el Agua ha estado trabajando de manera concertada con los gobiernos de los estados de Coahuila y Durango, Conagua como principal autoridad del agua y COTAS como representante de los usuarios agrícolas, en el desarrollo de un Decálogo con las líneas de acción prioritarias, que consideran al acuífero Principal del valle de la Comarca Lagunera como eje central del plan y con una visión integral de las cuencas del Nazas y el Aguanaval.

Las diez líneas de acción propuestas son las siguientes:

1.Remoción del arsénico en el agua para el abasto a la población.

2.Recuperación de la recarga de los mantos acuíferos para reserva urbana.

3.Tecnificación de los sistemas de riego agrícolas.

4. Eficiencia de los organismos operadores de los sistemas de agua potable.

5. Protección de las cuencas y conservación de zonas de alto valor ambiental.

6. Nuevo marco institucional para sustentabilidad del uso del agua en la región.

7.Administración ordenada del agua subterránea.

8.Reuso de las aguas residuales para sustituir el uso de agua de calidad.

9.Evaluación de la viabilidad de una potabilizadora para abasto urbano.

10.Cultura del uso eficiente del agua.

En este plan se consideran acciones de aplicación inmediata y acciones que requieren tiempo para su implementación, dependiendo de la participación de las instituciones gubernamentales y de los usuarios, así como de la disponibilidad de los recursos económicos necesarios. En la medida en que se consiga avanzar en la ejecución de las acciones del decálogo, con el compromiso de los participantes, se logrará avanzar en la solución para el abasto sustentable. De ese modo, si es posible asegurar el abasto de agua en la Comarca Lagunera.


21 de junio de 2013
Fuente: El Siglo de Torreón

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El agua dulce es uno de los recursos naturales más importantes para todas las formas de vida  sin embargo ¿sabes cuantas personas en todo el mundo tienen acceso a este recurso?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!