Presa El Zapotillo. Garantizar la disponibilidad de agua para el consumo humano: Una necesidad esencial para la vida

06 julio 2017

06 de julio de 2017
Fuente: La Crónica de Hoy
Nota de Jesús Casillas Romero

Pareciera increíble que en un mundo cubierto en dos terceras partes por agua, el acceso a ella pudiera concebirse como una dificultad con consecuencias en la salud y la pobreza de millones de personas en todo el mundo.

Esa situación es preocupante y los expertos consideran el acceso a este vital líquido, además del cambio climático, como uno de los desafíos más importantes que la humanidad debe afrontar en este siglo, del cual, evidentemente nuestro país no está exento.

Como es sabido, existe una estrategia de abastecimiento de agua para los estados de Jalisco y Guanajuato, consistente en la construcción de la Presa El Zapotillo, que comenzó a promoverse desde el 2005, pero formalmente a partir del año 2009.
Un proyecto que no ha sido posible concretar por diversas razones, entre ellas, el sensible conflicto que existe para su cumplimentación por parte de los pobladores de las localidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, principalmente por la oposición al reasentamiento de sus poblaciones.

Preocupado por esta situación, el gobierno de Jalisco solicitó la intervención y la realización de un conjunto de estudios técnicos por parte de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), como organismo operacional de la ONU dedicado a la implementación de proyectos en el mundo asociados a la asistencia humanitaria.

Su intervención, más allá de la situación de la Cuenca del Río Verde, procedió a analizar situaciones hacia el futuro para la planeación de obras de infraestructura hídrica relacionadas con la satisfacción de demandas de consumo humano.

Ha evaluado diversos escenarios sobre abastecimiento, incluyendo la dimensión de cambio climático. Todos en base a la realización de la presa y sus condiciones de regulación.

Sin duda, un asunto en el que convergen de una manera contrapuesta diversos derechos fundamentales, pues por un lado es entendible la inquietud por parte de los pobladores, mientras que por otro, la apremiante necesidad de asegurar la disponibilidad de agua.

Por ello, es necesario que la autoridad realice una ponderación de derechos fundamentales que en el caso concreto se contraponen entre sí, que no pretende decir cuál es mejor, si no que articulando el resultado de su aplicación pueda modular el peso relativo de cada uno, esto es, el valor de los intereses en juego y el grado de afectación efectiva para el caso en particular.

Para el que hoy se comenta, sopesar el valor social que conlleva el garantizar la disponibilidad del vital líquido para más de 2.2 millones de personas amenazadas por su escasez, contra el perjuicio que pudiera resentir el reasentamiento de alrededor de 450 viviendas y sus moradores.

No es difícil advertir el resultado de una valoración de esta naturaleza: Es necesario garantizar el abastecimiento de agua apta para el consumo humano, como una necesidad esencial para la vida.

En este caso, mediante le proyecto que se ha considerado como el más viable, incluso, por Naciones Unidas: “La Presa el Zapotillo”.

Sin embargo, en un proceso de reasentamiento, también se hará necesario salvaguardar los derechos fundamentales de los pobladores, atender a lo dispuesto en los estándares internacionales, asegurando un tratamiento igualitario para todas las poblaciones ubicadas en el área de influencia de la presa “El Zapotillo” y de conformidad con las recomendaciones de los organismos en materia de Derechos Humanos.

Privilegiar la transparencia y los espacios de diálogo y negociación serán la mejor manera, a fin de generar interés y conciencia sobre las acciones necesarias para la solución del problema.

Senador por Jalisco.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El artículo 4º de la Constitución mexicana afirma que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.” Sin embargo, 47% de los mexicanos no tiene acceso constante al agua potable. La disponibilidad del recurso y su abastecimiento dependen de diversos factores. ¿Conoces cuáles? ¡Descubre más en esta trivia!

¡Ir a la Trivia!