Sacmex ubica 120 puntos que tienen riesgo de inundación

11 julio 2017

10 de julio de 2017
Fuente: La Razón
Nota: Uriel Bahena

Detectan que las mayores afectaciones son en Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo e Iztapalapa; alerta que uno de los principales problemas es la basura en la calle

Figura: tomada de La Razón

El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) tiene detectados 120 puntos de emergencia en las 16 delegaciones en los que diariamente hace un monitoreo en tiempo real para atender las afectaciones por inundaciones. Las jurisdicciones Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo e Iztapalapa son las que más expuestas se encuentran con 21, 15 y 13, respectivamente.

En coordinación con el cuerpo de bomberos y autoridades delegacionales trabajan diariamente para solucionar los encharcamientos en un tiempo aproximado de 90 minutos, explicó el director de Drenaje, Tratamiento y Reúso, Miguel Carmona.

“Nosotros tenemos un centro de monitoreo además del C5 en el que está el director. Desde aquí monitoreamos estos puntos peligrosos y cuando detectamos problemas nos comunicamos con las unidades que estén cerca para que ellos den solución al problema. Nos tardamos un poco porque muchas veces el mismo tránsito de la ciudad nos impide llegar más rápido”, manifestó.

El funcionario comentó que otro punto de riesgo es que la red secundaria y la primaria de drenaje, fueron diseñadas para las tormentas de hace varias décadas, por lo que las lluvias más intensas de ahora provocan que esa capacidad se vea rebasada.

Sin embargo ya existe un programa para sustituir las tuberías de estas redes, ya que algunas partes tienen hasta 50 años de antigüedad y no están adaptadas para la cantidad de agua que cae actualmente.

De acuerdo con el funcionario, cuando se realizaron los trabajos para atender las inundaciones en Paseo de la Reforma en las últimas semanas, las autoridades se encontraron con que la red de esa zona tenía tapones formados por basura, principalmente plásticos, lo que agravó los efectos de la lluvia

Además, para prevenir afectaciones, han desazolvado 5 mil kilómetros del drenaje de los 12 mil que la componen.

En este sentido hay detectados 42 puntos rojos de drenaje como causantes de los encharcamientos. Por lo que en esas zonas llevar a cabo un mantenimiento más constantemente y en lo que va del año se han sacado cerca de ocho toneladas de basura de las coladeras de la Ciudad de México.

Carmona recordó que sólo 70 por ciento del trabajo de limpieza de drenaje le corresponde a Sacmex, el resto es función de las delegaciones.

Además efectúan trabajos extraordinarios “damos apoyo al Metro cuando se inunda, a escuelas, hospitales y cárceles, de esos trabajos hemos sacado 12 toneladas de basura este año”.

Sin embargo, a la pérdida de áreas naturales donde se filtra el agua se suma que la capital obtiene parte del agua potable para su consumo de su mismo subsuelo.

“Esto causa que la ciudad se esté hundiendo en varias zonas, ocasionando afectaciones a la infraestructura hidráulica. Es decir, si se hunde una construcción, seguramente sus cimientos aplastarán parte de la red del drenaje”, informó.

El director recordó que a través de la página de Internet de Sacmex se puede verificar en tiempo real la cantidad de lluvia que cae en las delegaciones con el fin de prevenir accidentes o que las personas queden varadas en algún punto rojo.

La Comisión Nacional del Agua expuso que las nuevas obras de drenaje que se efectúan durante la presente administración federal evitarían los problemas de encharcamientos e inundaciones que ocurren en el Valle de México.

De acuerdo con la Comisión Metropolitana de Drenaje, este año las lluvias presentan características atípicas de mayor intensidad que en temporadas anteriores, con duraciones cortas pero muy focalizadas, por lo que el sistema de drenaje actual podría verse nuevamente superado por la cantidad de agua acumulada.

Buscan reciclar aceite de restaurantes

El director de Regulación Ambiental de Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), Rubén Lazos, indicó que la dependencia trabaja en una norma para que el aceite que se utiliza en loncherías y restaurantes de la capital para preparar comida sea reciclado como biocombustible y no sea vertido al drenaje, como ocurre actualmente en un alto número de establecimientos.

Indicó que el aceite tapa las coladeras cuando se seca e impide el paso del agua de las lluvias, por ello la Sedema realizó la mesa de trabajo que está en la fase final y a la brevedad se hará una consulta pública con la propuesta.

Actualmente existen empresas en la Ciudad de México dedicadas a la colecta de aceite vegetal usado, ahora con una norma de este tipo estas empresas tendrán mayores posibilidades de aumentar volúmenes de recolección para orientarlo a biocombustibles, además existen otros usos para el aceite como aditivos de lubricidad, más que biodiesel se utiliza como aditivo de lubricidad y con esta norma también se impulsa la actividad económica.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sabes qué son las Soluciones basadas en la Naturaleza y cuál es su importancia? Te invitamos a conocerlo en esta trivia.

 Ir a la trivia