Se acerca la sequía ibérica

02 agosto 2017

2 de agosto de 2017
Fuente: ABC
Nota de: Luis Cano

La sequía en las cuencas del Júcar, el Segura y el Duero está decretada. Las medidas excepcionales para mitigar sus daños ya se están aplicando, como restricciones en el riego. Los embalses de la cuenca del Segura están al 22,8% de su capacidad; los del Júcar, al 31,7%; y los del Duero en el 42,6%. Y bajando. Pero no son los únicos con las reservas a menos de la mitad. La media de las cuencas del Guadalquivir, Tajo, Guadalete-Barbate y la Mediterránea Andaluza ya están por debajo del 50%, y los del Guadiana están a punto de cruzar la barrera.

Foto tomada de Mapama

La situación está haciendo temer una sequía ibérica, general en la Península. Y todavía queda la mitad del verano. La primavera en España ha sido la más calurosa desde que hay registros. Todas las esperanzas están puestas en las lluvias de otoño.

La media de las reservas de agua en España, a 24 de julio, está en el 45%, claramente inferior a la media de los últimos cinco (64,7%) y diez años (61,9%), según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Desde 1995 no se había llegado al verano con tan poca agua.

El embalse de Buendía, el cuarto mayor de España, entre las provincias de Guadalajara y Cuenca, del río Guadiela, afluente del Tajo, está al 12% de su capacidad, según el último boletín hidrológico semanal elaborado por el Ministerio. El embalse de Torre del Águila, en Sevilla, en la cuenca del Guadalquivir, está al 2%. No ofrece agua a los regantes de la comarca.

Júcar, Segura y Duero

Ni la situación en la cuenca del Tajo ni la del Guadalquivir están bajo un decreto de sequía. Las cuencas del Júcar y del Segura, sí, desde mayo de 2015: medidas de control del riego, uso de pozos de sequía, medidas fiscales para aliviar las pérdidas en el sector agrario. El embalse de Contreras, en Cuenca, el segundo de mayor tamaño de la cuenca del Júcar, está al 16%.

Desde el comienzo del año hidrológico, el 1 de octubre, la precipitación media nacional (hasta el 4 de julio) ha sido de 489 mm, un 13% inferior a la media histórica para ese periodo, 560 mm. La falta de lluvia respecto a los valores normales ha tenido su mayor incidencia en todo el norte peninsular, en la cuenca del Duero y en la cabecera del Ebro.

El embalse de Almendra, el tercero de mayor capacidad de la Península, en el río Tormes, afluente del Duero, está al 40%. La cuenca del Duero está bajo decreto de sequía desde el pasado junio. La sequía ya ha obligado a cortar los riegos en varias zonas del Carrión y el Pisuerga.

El subsecretario de Estado del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente reconoce que la situación es «preocupante». Los embalses de la cuenca del Duero estaban al 90% el año pasado. «Lo que ha ocurrido en esa cuenca es un fenómeno climático adverso, asimilable a un desastre natural», explicó. La falta de lluvias en el noroeste peninsular ha sido dramática. Palencia está considerada la «zona cero» de la sequía: las precipitaciones en la provincia no han alcanzado la mitad de los valores normales, según datos de la Aemet.

En verano, con el calor, la evaporación y la falta de precipitaciones propia de la estación, la situación empeorará. Se acerca la sequía ibérica. Todas las esperanzas están puestas en las lluvias de otoño.

Para checar el mapa interactivo da click aquí. 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!