Xochimilco, al borde de un colapso ecológico (Parte 1)

06 septiembre 2012

Es una zona que infiltra agua a los mantos freáticos y tiene un microclima que ayuda a mejorar la calidad del aire. Posee un gran valor en términos ambientales pues, sus humedales, dan refugio a diferentes especies de aves migratorias.
Luis Zambrano González del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó: “La primera razón es que tiene especies que no hay en ningún otro lado, el ajolote, el acocil que es un camaroncito de agua dulce, el pescado blanco cerca de 200 especies de aves entre las cuales está un pelícano canadiense que viene todos los inviernos a pasar aquí en Xochimilco su temporada”.
Xochimilco, cuya zona lacustre de dos mil 500 hectáreas fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (UNESCO), se encuentra al borde del colapso ecológico.
Han sido décadas de negligencia oficial.
Varios canales fueron rellenados con los escombros de los inmuebles destruidos por el terremoto de 1985.
Debido a la sobreexplotación de los mantos acuíferos, el nivel del agua en Xochimilco descendió de forma alarmante.
Se tomó la decisión de utilizar las aguas residuales que genera la capital y se instalaron plantas de tratamiento.
Pero, a menudo el agua es de mala calidad, al llegar a los canales es utilizada por los chinamperos para regar sus hortalizas.
Marisa Masari Hiriart del Instituto de Ecología de la UNAM, dijo: “Los millones de bacterias que tenemos en agua se están utilizando para el riego de verduras y lo que estamos haciendo es consumiéndolas”.
Martha Delgado, secretaria del Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal, señaló: “La verdad es que no ha habido un apoyo importante para el tratamiento del agua aquí a nivel federal”.
La mayoría de los 187 kilómetros de canales están contaminados por las descargas de aguas negras provenientes de los asentamientos irregulares que las autoridades de Xochimilco han permitido en el área natural protegida.
Benjamín Valderrama, originario de Xochimilco, comentó: “Usted pude ir por la avenida Nuevo León y hay una colonia que se llama El Paraíso. Ahí está descargando, toda el agua se va al canal pero, es de toda una colonia que se va al canal”.
Análisis de laboratorio realizados por la UNAM a los sedimentos de los canales indican que hay en el fondo alta concentración de contaminantes.
“En el lodo por lo general hay mucho animal, muchos insectos, larvas de insectitos, caracoles, ostritas, etc., cuando hacemos los dragados nosotros no encontramos uno, habla de que una de las cadenas alimenticias está completamente rota y eso habla de que algo está muy mal en Xochimilco”, agregó Luis Zambrano González.
El investigador del Instituto de Biología de la UNAM ha encontrado en algunos canales con altas concentraciones de fósforo y nitrógeno.
Luis Zambrano González, mencionó: “Es tan alto que podría ser equivalente a los desechos de las granjas de pollo por ejemplo”.
Marisa Masari Hiriart, también dijo: “El otro punto es: esa agua se infiltra y esta recargando parte de lo que es el sistema de acuíferos del cual se extrae agua para la Ciudad de México”.
Al deterioro ecológico hay que sumarle los desechos químicos provenientes de los cultivos de flores.
La bióloga, Elsa Valiente Riveros, señaló: “Todas las chinampas donde cultivas con agroquímicos desechan todo a los canales entonces, aunque el agua de las plantas, llegue el agua con una calidad aceptable para el riego, se contamina con bacterias fecales, se contamina con pesticida”.
Sin embargo, por increíble que parezca dos especies han logrado sobrevivir en estas condiciones de contaminación ambiental.
Hace algunos años se introdujo a los canales de Xochimilco tilapia africana y carpa dorada, el argumento fue proveer a los chinamperos de otra fuente de ingresos y mejorar su nutrición.
Armando Tovar Garza, investigador UNAM, dijo: “Encontramos que los canales están saturados de carpa y tilapia, dos especies de peces que son introducidas y son una plaga en este sistema”.
Se calcula que en los canales de Xochimilco hay 900 toneladas de tilapia y carpa.
Los peces son auténticos depredadores, se alimentan del sedimento y hacen sus nidos en los bancos de las chinampas devorando la vegetación y otras especies como el ajolote que se encuentra al borde de la extinción.
El investigador de la UNAM, Luis Zambrano González, señaló: “Se comen a los ajolotes a los huevos y a los juveniles de los ajolotes”.
El problema con la carpa y la tilapia es que es rechazada para el consumo humano por la alta toxicidad que pudiera presentar como resultado de la contaminación del agua además, por su tamaño no es comercial.
La UNAM y la Comisión de Recursos Naturales del Distrito Federal trabajan con pescadores para combatir la plaga de peces.
Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez, director de la Comisión de Recursos Naturales del Gobierno del Distrito Federal agregó: “Estamos sacando casi cinco toneladas de tilapia cada semana y el problema es cuál va a ser el destino. No las podemos tirar. Hemos buscado con algunos laboratorios internacionales cómo la harina de ese pescado pueda convertirse en alimento para animales domésticos o de granja”.
La carpa y la tilapia se han convertido en uno de los principales factores de deterioro ambiental, la plaga rompió el equilibrio en la cadena alimenticia de especies nativas, únicas en el mundo y las llevo al borde de su desaparición en Xochimilco.


Fuente: Noticieros Televisa

06 de septeimbre de 2012

 

 

Artículos relacionados
Compartir

Un comentario en “Xochimilco, al borde de un colapso ecológico (Parte 1)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

México tiene litorales por ambos lados del país ¿sabes qué ecosistemas acuáticos hay? ¿sabes qué es un manglar? ¡Pon a prueba tus conocimientos en este tema!

 Ir a la trivia