Académicos llaman a diversificar usos del agua tratada en la Ciudad de México

31 julio 2017

27 de julio de 2017
Fuente: 20 minutos
Nota: Notimex

A fin de evitar el hundimiento de la Ciudad de México, inundaciones y reducir el estrés hídrico, es necesario habilitar las plantas de tratamiento existentes y en construcción, así como construir nuevas y diversificar los usos del agua tratada, coincidieron especialistas de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En conferencia de prensa, el investigador de la UAM y presidente de la Comisión de la Cuenca de los Ríos Amecameca y La Compañía, Óscar Monroy Hermosillo, señaló que la capital trata solo 10 por ciento de su agua residual, el resto la manda al desagüe.

Con la infraestructura actual, dijo, hay capacidad para tratar 25 por ciento del agua, la mayoría de ésta se destina al riego, en épocas de lluvia las plantas de tratamiento dejan de funcionar.

Si las plantas operaran todo el año, el agua tratada podría emplearse con fines industriales y principalmente para infiltrarla en los mantos acuíferos que se han ido secando, para con ello evitar los hundimientos que padece la ciudad.

Asimismo, en los municipios de Chalco, Valle de Chalco e Ixtapaluca, que emplean agua extraída de la Cuenca de los Ríos Amecameca y La Compañía, se deben concluir las plantas de tratamiento pendientes y más, para que el líquido sea reutilizado ahí mismo, en vez de que siga contribuyendo a la saturación del Canal de la Compañía.

Se deben activar, dijo, aproximadamente 50 plantas de tratamiento inconclusas y abandonadas, y crear 12 más para tratar el agua extraída de la cuenca, así como almacenar el líquido pluvial en el lago Tláhuac-Xico.

A su vez, la también profesora de la UAM y presidenta del Grupo Promotor de la Cuenca de Xochimilco y sus Afluentes, Guadalupe Figueroa Torres, resaltó que actualmente los canales de Xochimilco y la zona chinampera dependen 80 por ciento de la planta de tratamiento del Cerro de la Estrella, mientras que el agua de dicha cuenca no se reutiliza.

Aunque la plata de tratamiento del Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, es una de las más eficientes, tienen 48 años y su vida útil se estimaba de 25 a 40, por lo que actualmente es constante que su operación se detenga parcialmente para darle mantenimiento.

Se necesitan cinco plantas adicionales para tratar el agua que se extrae de la llamada Cuenca de Xochimilco, Milpa Alta, Tláhuac y sus Afluentes, para disminuir la dependencia de la planta del Cerro de la Estrella, que a su vez podría aportar más líquido a la zona de Iztapalapa.

Si bien hay 12 plantas en la cuenca de Xochimilco, funcionan deficientemente, consideró.

Los investigadores refirieron que en ambas cuencas (de los Ríos Amecameca y La Compañía, así como la de Xochimilco, Milpa Alta, Tláhuac y sus Afluentes) hay 70 plantas públicas de tratamiento, sin embargo la mayoría opera de forma deficiente o están abandonadas y solo 10 son susceptibles de rehabilitación, por lo que se requiere construir al menos 50 nuevas.

En su oportunidad, Maylí Sepúlveda Toledo, coordinadora de la asociación civil Controla Tu Gobierno, destacó que varias de las plantas del Programa de Tratamiento de Aguas Residuales emprendido por la Conagua no han entrado en operación.

Pidió mayor transparencia en el manejo de los recursos, que se proporcione la información requerida al respecto de los proyectos en curso y se permita a la sociedad civil participar en el desarrollo de las estrategias.

“No tenemos la evidencia de que hay corrupción, pero el problema es que hay muchos recursos ejercidos formalmente y poco avance, hay una desproporción entre los recursos asignados y lo que se ha construido”, puntualizó.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sabes qué son las Soluciones basadas en la Naturaleza y cuál es su importancia? Te invitamos a conocerlo en esta trivia.

 Ir a la trivia