Agua y agricultura para la producción de frutas

02 agosto 2018 Agua

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Organización de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO) impulsaron que el 4 de agosto se celebrara el Día Latinoamericano de las Frutas. Su objetivo es fomentar el consumo de frutas y verduras en la población, porque comer frutas y verduras ayuda a tener una dieta saludable y previene diversas enfermedades, como el cáncer, diabetes, obesidad y los problemas cardiacos.

La agricultura asociada a la producción de alimentos, como las frutas, fue la actividad que permitió la vida sedentaria hace más de 10,000 años; de hecho, el surgimiento y florecimiento de las primeras civilizaciones ocurrió en los márgenes de los ríos.

México es considerado como una de las cunas de la agricultura Mesoamericana. Se tiene registro de que los primeros campos cultivados estuvieron a lo largo del delta del río Grijalva alrededor de 5100 a. C. Actualmente, México es el séptimo productor mundial de frutas y hortalizas, con un total de 32 millones de toneladas anuales. Los principales cultivos de México son granos como el maíz y el trigo, y frutas tropicales como la naranja y el plátano.​

En nuestro país, la agricultura es una de las actividades económicas más representativas, a pesar de que tan sólo aportaba el 3,6% del PIB de México en 2015.

La relación entre agricultura, agua y suelo es indiscutible: el 70% del agua que se utiliza en el planeta se usa en la agricultura, y su consumo se debe principalmente al riego. En México, sólo el 46% del agua para riego se utiliza en forma eficiente.

Imagen FCEA. Tomada de Agua en México. Un prontuario para la correcta toma decisiones

Por otro lado, a fin de incrementar la productividad de los cultivos, la agricultura incorporó el uso de fertilizantes, insecticidas y herbicidas químicos que contaminan el agua de ríos y arroyos, y se infiltran a los acuíferos; ocasionan alteraciones en la dinámica de los ecosistemas y la pérdida de la biodiversidad. Además reducen la productividad del suelo; pues se acumulan hasta ser tóxicos y matan a los organismos que lo habitan.

Adicionalmente, estas sustancias producen problemas sanitarios y de salud para las personas por el consumo directo de aguas o alimentos químicamente contaminados, y por la dispersión de estas sustancias a través del aire.

Los esquemas de la agricultura moderna han sido fuertemente cuestionados. Están lejos de incorporar prácticas que permitan un aprovechamiento eficiente del agua y, mientras pretenden elevar la productividad, alteran los ecosistemas y reducen la superficie de suelo cultivable. En síntesis, estas prácticas generan un círculo vicioso.

Por lo que es importante transformar las prácticas agrícolas desde la política pública y en coordinación con los productores, a fin de hacer eficiente el uso del agua, reducir el uso de agroquímicos, así como mantener y recuperar las condiciones del suelo.

Desde nuestras casas podemos preferir el consumo de frutas y verduras de temporada y producir parte de nuestros alimentos; los huertos urbanos y de traspatio son una opción para hacerlo.

 

Fuentes:

https://www.gob.mx/firco/articulos/dia-latinoamericano-de-las-frutas?idiom=es

Agricultura, ¿Eso con que se come?:  http://siaprendes.siap.gob.mx/contenidos/2/01-agricultura/contexto-1.html

http://cuentame.inegi.org.mx/economia/primarias/agri/default.aspx?tema=E

 

Compartir
¿Sabes cuánto impacta el uso de plaguicidas en México?

Descubre qué tanto sabes del uso de plaguicidas en México y de sus consecuencias, tanto en el ambiente como en el ser humano.
¡Pon a prueba tu conocimiento respecto a éste tema con esta sencilla trivia

¡Ir a la Trivia!