Acuífero de Zapalinamé en niveles bajos y con lenta recuperación

11 julio 2017

9 de julio de 2017
Fuente: Vanguardia
Nota: Armando Ríos

El Acuífero Zapalinamé, que suministra agua a alrededor de 40% de la población, da una idea de la situación que vive Saltillo con relación al abastecimiento.

Foto: Héctor García, tomada de Vanguardia

De 40 años a la fecha, la pérdida del líquido alcanzó niveles dramáticos, llegando a lo más bajo hasta hace apenas unos 15 años.

De los cuatro pozos más importantes del acuífero, el Zapalinamé 5, Zapalinamé 4, Zapalinamé 3 y Pericos, el Zapalinamé 5 sufrió la baja de nivel más grave y es de hecho el que ha visto una recuperación más lenta, ya que de los 1750 metros sobre el nivel del mar que tenía, llegó a estar en los 1550.

Esta situación se agrava, si consideramos el crecimiento poblacional de la ciudad, que pasó de 459 mil habitantes en los años 70’s, a los casi 900 mil que viven actualmente en la ciudad, con las consiguientes necesidades de suministro.

Si bien la compañía Agsal asegura que desde que tomó el control del agua de la ciudad se ha elevado la recarga, esto está todavía muy lejos de dar tranquilidad a los usuarios, debido a las escasas lluvias y a las fugas en la red.

En diversos países del mundo, el anuncio del estado de los mantos acuíferos que se explotan para el consumo de agua, son analizados y difundidos todos los días a través de espacios de comunicación, que son pagados por los organismos operadores de cada ciudad para  crear conciencia respecto al ahorro del agua. En Saltillo, su difusión se hace cada seis meses.

Los informes analizados por Aguas de Saltillo S.A. de C.V., reflejan que en los últimos casi 40 años, los niveles de los tres mantos acuíferos de la ciudad han disminuido considerablemente su capacidad, e incluso, su recarga anual representa sólo el 70% a comparación de toda el agua que se extrae.

El Detalle

El hectómetro, abreviado como hm, es una unidad de longitud. Equivale a 100 metros. Hecto es el prefijo para 100 en el Sistema Internacional de Unidades.

Agua para todos; más extracción, menos recargas

En Saltillo, existen 3 mantos acuíferos, conformados por más de 80 pozos que abastecen a una cantidad superior a los 250 mil usuarios en la ciudad: Saltillo Sur, Saltillo- Ramos Arizpe, y Cañón de Derramadero.

La recarga anual en el acuífero Saltillo Sur, donde se dijo en declaraciones del alcalde Isidro López Villarreal, que se implementaría uno de los proyectos más ambiciosos para abastecer de agua a la ciudad desde el ejido Carneros, existe una disponibilidad de 3.6 millones de metros cúbicos al año.

Sin embargo, Garza Tobón asegura que según las declaraciones del alcalde Isidro López Villarreal, la intención principal entre la paramunicipal y el Ayuntamiento de Saltillo era que el proyecto lograra por lo menos duplicar la extracción a 13.1 millones de metros cúbicos anuales, superando por mucho la disponibilidad del pozo.

La doctora Gloria Tobón señala que en los pozos de la Sierra de Zapalinamé son un poco más privilegiados, pues aunque pertenecen al manto Saltillo-Ramos Arizpe, tienen una recarga anual continua gracias a su situación geográfica, y sus características de vida que logran filtrar el agua de la lluvia de manera más rápida al subsuelo a comparación de los otros mantos.

Las cifras de la Conagua reunidas por AUAS, reflejan que en el acuífero número 510 Saltillo-Ramos Arizpe, la recarga anual es de 86.7 hectómetros cúbicos (millones de metros cúbicos), mientras que el volumen concesionado es de 98.4 hectómetros cúbicos, provocando un déficit de 14.84 hectómetros cúbicos anuales en la ciudad; es decir, que la sobreexplotación de los pozos es de esta última cantidad.

Lo mismo sucede con la situación del acuífero Cañón de Derramadero, donde el volumen concesionado supera por .1 hectómetros cúbicos a la cantidad de recarga que es de 18 hectómetros cúbicos anuales, provocando un déficit de 2.2 hectómetros cúbicos de pérdidas.

Tobón Echeverría señala que en el acuífero Saltillo Sur sucede algo contrario, pues el volumen concesionado, a comparación de la recarga anual provoca una disponibilidad eficiente de 3 hectómetros cúbicos.

AUAS refiere que la paramunicipal no ha atendido de manera efectiva las fugas de agua, y con ello, podrían subsanarse los niveles de los mantos acuíferos con el más de 40 por ciento que se desperdicia en la no resolución de la problemática indicada en el Programa de Indicadores de Gestión de Organismos Operadores de la Conagua.

También, señalan que una de las actividades que podría hacer frente al consumo de los mantos freáticos, además de la difusión de sus niveles, sería analizar la correcta aplicación de proyectos de aguas residuales donde se ahorrarían por lo menos 30 millones de metros cúbicos anuales que terminan desperdiciados en los arroyos de Saltillo.

¿Quién tiene la razón?

La doctora colombiana contrapone a la versión que ha dado el gerente de Agsal, Jordi Bosch, al decir que han sido eficientes para elevar los niveles de los mantos acuíferos de la región, pues nunca ha mencionado que los métodos que se utilizan consisten básicamente en explotar por completo un pozo y buscar uno nuevo para aplicar lo mismo.

Esto habría sucedido según el análisis de AUAS en 2014 cuando después de la sobreexplotación de los pozos de Loma Alta se empezaron a realizar tandeos o (cortes intermitentes) constantemente afectando a un gran número de las colonias de la ciudad, debido a que las pocas lluvias de ese año provocaron la nula regeneración de agua en esa área del manto Cañón de Derramadero.

250 mil usuarios tiene agsal

El agua que se extrae del acuífero se distribuye a una ciudad que cada día crece en población y extensión territorial.
agua para todos

El agua es un recurso no renovable

Un problema de años

La noticia de la sobreexplotación de los mantos freáticos de la región, sonó a partir del 2009.

La sanción
Agsal fue multada con 40 millones de pesos, por extraer agua del pozo Tanque de Emergencia.

Soluciones
Las presas de gaviones colocadas en Zapalinamé, ayudan a alimentar el acuífero.

La dramática reducción de los niveles

En las gráficas semestrales que Aguas de Saltillo sube a su página de internet, la evolución de niveles dinámicos de captación reflejan que en un lapso de tiempo de 1980 al año 2000, los niveles de los mantos disminuyeron hasta 250 metros sobre el nivel del mar (tomando en cuenta la medición de la gráfica).

Iván Vicente García, admitió que mantener los niveles de los mantos acuíferos tal y como se encontraron desde el 2001 no ha sido fácil, y aunque se han tenido altibajos en el control, la tendencia de incremento a los niveles ha sido fructífera conforme pasan los años.

Sin embargo, en la misma gráfica se refleja la cantidad de lluvia que es extraída por ejemplo del manto acuífero Saltillo-Ramos Arizpe, tomando en cuenta la zona de Zapalinamé de donde se abastece al 40% de la red de agua de Saltillo.

Los números dicen que la recarga anual por lluvias desde  2005, es de 12 hectómetros cúbicos anuales, mientras que en la extracción anual de 2013 hasta 2015 fue de 17.1 hectómetros cúbicos al año.

Aunque esto podría contradecir a las cifras presentadas, el gerente de operación y distribución, asegura que la extracción se distribuye entre varios de los pozos, y cuando uno de ellos se sale del rango permitido por la Conagua, se actúa de manera inmediata para contemplar otros que tengan un “stock” de líquido vital.

En entrevista con VANGUARDIA, García aseguró que la gestión que realiza la empresa para el cuidado del medio ambiente es exhaustiva, y al cuestionarle sobre la falta de transparencia para reflejar los niveles de los mantos acuíferos diariamente en la ciudad, respondió que hasta ahora no se tiene contemplado un proyecto similar, pero podría tomarse en cuenta para discutir ante el consejo administrativo, pues al ser una empresa gestionadora, a quien más le importa que los mantos permanezcan rindiendo es a ellos.

Figura: tomada de Vanguardia

EL DATO

El gerente de Operación y Distribución, Iván Vicente García, aseguró que la problemática señalada con los mantos no es grave como se dice, y por el contrario, se encuentran en buena capacidad, a comparación de la gestión que existía antes que llegara la empresa española del agua a la ciudad.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!