Alerta Conagua por más inundaciones en el Valle de México

11 julio 2017

10 de julio de 2017
Fuente: El Sol de México

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) expuso ayer que las nuevas obras de drenaje que se efectúan durante la presente administración federal evitarían los problemas de encharcamientos e inundaciones que ocurren en el Valle de México debido a las lluvias atípicas que se han presentado en esta temporada.

De acuerdo con una tarjeta informativa de la Comisión Metropolitana de Drenaje, este año las lluvias presentan características inusuales, de mayor intensidad que en temporadas anteriores, con duraciones cortas, pero muy focalizadas, por lo que el sistema de drenaje actual podría verse nuevamente superado por la cantidad de agua acumulada.

Foto: tomada de El Sol de México

Por lo anterior se espera que con las nuevas obras que se iniciaron en la actual administración, que equivalen a la misma cantidad de las realizadas en los últimos 30 años, se dé atención a esta situación con el Túnel Emisor Oriente (TEO) y el Túnel Emisor Poniente II (TEP).

La Comisión detalló que el drenaje del Valle de México se integra actualmente por dos niveles, de los cuales el primero es el sistema de alcantarillado de las calles y colonias, el cual es operado por municipios y delegaciones.

Dichos sistemas se conducen hacia un segundo nivel conocido como Drenaje Metropolitano, compuesto por 24 estructuras, entre las que se encuentran vasos reguladores, plantas de bombeo, canales y túneles. Este sistema confluye hacia tres salidas que desalojan las aguas del Valle de México y que son el Gran Canal con el Dren General del Valle y el Emisor Poniente, operados por la Conagua, a las que se suma el Emisor Central, que es responsabilidad de la Ciudad de México.

Para accionar dicho sistema es que la presente administración federal determinó la creación de la Comisión Metropolitana de Drenaje, la cual ha operado de manera adecuada en la presente temporada de lluvias.

Sin embargo, la intensidad de éstas, supera el criterio de diseño de infraestructura hidráulica establecido a nivel internacional, de manera que para desfogar la cantidad de agua precipitada se requeriría de un tubo de 13 metros de diámetro, es decir, del doble del que tiene el drenaje profundo.

Por lo pronto, de los 88 kilómetros de túneles nuevos proyectados para la presente administración, ya operan los primeros 10 kilómetros del TEO, sustituyendo esa misma longitud en la parte más sensible del Gran Canal.

De esta manera se ayuda a mitigar encharcamientos en Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Ecatepec, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl y la zona suroriente del Valle de México. Una vez terminado, el TEO incrementará su capacidad de desalojo de 40 a 150 metros cúbicos por segundo.

En el caso del TEP, que beneficiará a la zona poniente del Valle de México, ya está terminada la excavación del túnel y se trabaja ahora en el revestimiento, para iniciar sus operaciones a finales de este año.

Con estas dos obras, la capacidad de desalojo de agua del Valle de México se incrementará en 270 metros cúbicos por segundo, lo que representa 90 por ciento adicional a la capacidad actual.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!