Bolivia: Aguas de represas devolverán la imagen de río al Rocha

09 julio 2012

9 de julio de 2012

Fuente: opinion.com.bo

La contaminación es uno de los temas prioritarios a resolver. DICO SOLIZ

Las fuentes de agua de la represa de Corani, el Proyecto Múltiple Misicuni, la laguna Angostura y las cuencas altas del río Rocha son algunas alternativas proyectadas para devolverle su imagen y función natural al río Rocha.

Ante la amenaza de algunos urbanistas que proponen el cierre del río Rocha considerado un foco de contaminación, y una alternativa para la construcción de obras como un tranvía, expertos medioambientales descartan esta posibilidad por los múltiples beneficios y la urgente necesidad de conservar las fuentes de agua. Piden que las autoridades inicen proyectos concretos inmediatos y no alarguen el problema con planes complejos a largo plazo, que nunca inician.

“Eliminar el río Rocha representaría aumentar la sequedad del clima, porque los cuerpos de agua son parte vital para la generación de microclimas que le dan a Cochabamba la característica de valle, al eliminarla también eliminamos las zonas de reserva de agua para épocas secas”, señala el coordinador del Centro de Gestión y Monitoreo Ambiental, Marcelo Delgadillo.

Asimismo descartan la posibilidad de cerrar el río y convertirlo en una alcantarilla o torrentera, ya que las aguas de alcantarilla y los residuos industriales que desembocan a su lecho tienen altos contenidos de metales pesados y químicos tóxicos que deterioran la fertilidad de los suelos y dañan la salud de la población. Asimismo su infiltración contamina las fuentes de agua subterráneas.

Al eliminarla también se pierde la principal fuente natural donde confluyen las aguas de las quebradas, ríos y aguas subterráneas de la ladera de la cuenca del río Rocha, que se extienden hasta el río Mamoré. “En ninguna parte del mundo se les ocurriría eliminar un río, lo que hay que hacer es recuperarlo y pensar en hacer pozas profundas para tener reservas de agua”, acotó Delgadillo.

El presidente del Comité de Defensa Ambiental de Cochabamba (Codac), Gonzalo Maldonado, coincide con las apreciaciones de Delgadillo y señala que cada vez la solución al problema del río Rocha se alarga debido a que las autoridades “continúan elaborando planes integrales de largo plazo”, sin iniciar las obras urgentes.

Delgadillo señala que las aguas negras que actualmente corren por el cauce del río podrían ser renovadas por aguas de la represa de Corani, que concentra las aguas de las zonas altas de Sacaba, y otras vertientes como Palca y Larati. “Muchas veces los excedentes de Corani son desviados al trópico y en reiteradas ocasiones ha provocado estragos en las poblaciones circundantes a los ríos”, señala Delgadillo.

El director del Programa de Manejo Integral de Cuencas (Promic), y a su vez director del Servicio Departamental de Cuencas, Luis Salazar informó que dentro el Plan Director, existen varias líneas estratégicas entre las que actualmente se viene priorizando la más urgente, que tiene que ver con la atención al río Rocha como cauce.

En esta línea estratégica se prevé la elaboración de estudios que den los lineamientos para la ejecución de proyectos que permitan atender de manera definitiva a los problemas de desbordes, contaminación y desnaturalización del río.

Salazar informó que entre los proyectos previstos se considera la regulación y encauzamiento del río y el mejoramiento hidráulico.

El jefe de la Unidad de Proyectos y Servicios del Promic, Jhonny Torres explica que los planteamientos de Delgadillo y Maldonado, son propuestas que son consideradas junto a otros proyectos donde también se incluyen las aguas de la represa de la Angostura, Misicuni y Larati en Sacaba.

“El tema de la fuente de agua es muy complejo, porque se tienen que hacer estudios que permitan precisar si Misicuni, por ejemplo, podrá abastecer la demanda de agua para consumo, al igual en las otras fuentes”, dijo Torres.

De ser factible alguna de estas alternativas, incluso podría pensarse en distribuir el agua de riego de la Angostura a las diferentes zonas agrícolas que requieren el agua para sus cultivos.

Sin embargo Torres explicó que pensar en la fuente de agua para “naturalizar” al río requerirá primero eliminar todas las fuentes de contaminación que están expresados en el manejo integral de toda la cuenca.

Entre estos la instalación de plantas de tratamiento de aguas servidas en todos los municipios, así como las plantas de tratamiento de aguas residuales en las empresas. Asimismo, el control del crecimiento descontrolado de viviendas es una tarea que requiere el establecimiento y ejecución de un plan de ordenamiento territorial.

El tema de educación para eliminar el problema de la basura es parte de las tareas, así como el control de la sobreexplotación de aguas subterráneas y la contaminación de acuíferos.
Sólo hay recursos para los estudios
La recuperación del río Rocha sólo cuenta con recursos económicos para la elaboración de estudios TESA (técnico económico social y ambiental) y no así para la ejecución de los mismos.

Sólo para los proyectos de emergencia, que responderán a los problemas de desbordes e inundaciones, se requiere un monto aproximado de $us 5 a 7 millones por proyecto, es decir alrededor de 54 millones de bolivianos, según las estimaciones del director del Servicio Departamental de Cuencas, Luis Salazar. La disposición actual de recursos es el Bs 2’706.236.

Desde el año 2010 se impulsó la elaboración del Plan de Manejo Integral de la Cuenca del Río Rocha, a partir del cual se logró el compromiso de los 7 municipios -Sacaba, Cercado, Colcapirhua, Quillacollo, Vinto, Sipe Sipe y Tiquipaya- con recursos propios para la ejecución del Plan.

La suma de los recursos municipales llega a 1’506.236. El Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) participa con Bs 700.000 y la Gobernación con Bs 500.000, alcanzando a un total de Bs 2’706.236, de los cuales Bs 290.361 fueron ejecutados el 2011 en consultorías y gastos administrativos.

Sin embargo los fondos del Ministerio y la Gobernación están asignados a la elaboración el Plan Director del Río Rocha, y el de los municipios a la elaboración de nueve estudios a nivel TESA.
“Primero hay que darle mejor fluidez al agua en el río”
“Primero hay que darle mejor fluidez al agua en el río”, es la explicación del jefe de la Unidad de Proyectos y Servicios del Promic, Jhonny Torres quien explica las acciones prioritarias que se vienen emprendiendo a través del Servicio Departamental de Cuencas en coordinación con los siete municipios del eje conurbano.

Frente a los múltiples problemas en la cuenca del río Rocha, este año se priorizará el tema de los desbordes e inundaciones que cada año afectan a las viviendas aledañas al río, los cultivos, la salud de la población y la producción agrícola.

Es así que se viene impulsando una de las líneas estratégicas referidas al río Rocha “como cauce”, a través de uno de los componentes denominado “Gestión de riesgos de inundación y control hidráulico del río Rocha”.

El director del Servicio Departamental de Cuencas, Luis Salazar, señala que la atención a los desbordes e inundaciones está en el inicio de las próximas acciones orientadas a resolver la contaminación y la renaturalización del río, es decir devolver al río su imagen y función de río en el departamento.

En los próximos días se prevé la licitación de proyectos para la elaboración de estudios que den los lineamientos para la ejecución de 9 proyectos orientados a la gestión de riesgos de inundación y control hidráulico en el río Rocha. “Los municipios cada año trabajan en tareas como el dragado y otras obras que son respuestas temporales al problema. El objetivo es que estos estudios nos den lineamientos para acciones definitivas”, explicó el técnico del Promic, Wilthon Alconz. Es por eso que los estudios deben ser técnica, económica, social y ambientalmente viables y sostenibles.

Los técnicos señalan que para este tema se deben atender fundamentalmente las obras de mejoramiento hidráulico en las desembocaduras los ríos Tamborada, Valverde, Chijllawiri y Pampa Mayu.

Para el encauzamiento y regulación del río Rocha las obras definitivas le darán una nueva sección y una nueva pendiente para mejorar la fluidez del agua, y evitar los desbordes. Existen zonas donde el ancho del río es de 15 metros y otras de 45 metros;?el estudio permitirá uniformar este aspecto, según los criterios técnicos.

Entre los problemas identificados está el acolmatamiento de sedimentos y basura, asimismo los radios de curvatura son menores al admisible, y tampoco existe la infraestructura mínima (muros de contención, y otros) para diferentes secciones en el río.
Nueve proyectos de emergencia serán licitados
El Plan Director de la Cuenca del Río Rocha definió la necesidad de iniciar nueve proyectos de emergencia que serán licitados en los próximos días. Los estudios fueron situados en cada una de las nueve zonas de intervención del río como cauce.

Es así que en la zona de La Tamborada se requiere la elaboración del estudio de estabilización de la desembocadura del río Tamborada al río Rocha así como obras de mejoramiento hidráulico.

El segundo estudio debe responder a las obras de mejoramiento hidráulico de los ríos Rocha y Valverde. El tercer estudio está referido al mejoramiento hidráulico en los ríos Chijllawiri y Pampa Mayu.

El estudio en la cuarta zona es el de la estabilización de la confluencia del río Huayculi al río Rocha, y las obras de mejoramiento hidráulico.

Uno de los puntos críticos en Quillacollo será atendido con el quinto estudio referido al mejoramiento hidráulico del río Rocha en la zona sur oeste de la avenida Fructuoso Mercado (final) y la confluencia con el río Khora.

El río Tacata (zona 6) es otro de los puntos críticos, que requerirá el estudio para la estabilización de la confluencia de este río con el Rocha, donde también se incluyen las obras de mejoramiento hidráulico.

La estabilización de la confluencia del río Chulla con el río Rocha es el objeto del estudio en la denominada zona 7, que igualmente requiere de obras de mejoramiento hidráulico.

El octavo estudio está situado en la zona de Sacaba para obras de mejoramiento hidráulico en toda el área que comprende este municipio. El mismo estudio es requerido para la jurisdicción de Sipe Sipe, denominada zona 9.

El director del Servicio Departamental de Cuencas, Luis Salazar, precisó que los estudios serán de tiempos cortos, 45 a 60 días como máximo. “Por la emergencia esperamos tener los resultados de los estudios hasta finales de julio o agosto y así iniciar la búsqueda de financiamiento para su ejecución”, precisó Salazar.

Los resultados de los estudios son indispensables para conocer con exactitud el monto de recursos económicos requeridos para su ejecución. Paralelamente las autoridades de la Gobernación y el Ministerio de Medioambiente y Agua (MMAyA) gestionan el apoyo de la cooperación alemana y mexicana, que hace dos semanas llegaron al departamento para el establecimiento de mecanismos que permitan responder al tema de la contaminación y al tratamiento de aguas residuales.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!