Gobernanza y participación ciudadana*

Una buena gobernanza no es sólo resultado de un buen gobierno, sino de una interacción entre los organismos gubernamentales, el sector privado y la sociedad civil, que permita estructurar y operar reglas sociales para una convivencia justa. Forzosamente, esta idea involucra una participación abierta de la sociedad en la toma de decisiones de los asuntos que le interesan.

+ Más info
Si la gobernanza es el proceso mediante el cual se determinan las reglas de convivencia de una sociedad, la manera en que se distribuye y maneja el agua también debería estar determinada por éste. Si predominan intereses de particulares y se ignoran las necesidades y demandas de otros sectores, la distribución y el manejo del agua, necesariamente, reflejarán las injusticias sociales del sistema. Por esto es indispensable reestructurar la gobernanza del agua y dar a la sociedad civil mayor injerencia en las políticas públicas.

La sociedad civil se involucra más en asuntos como la contaminación de ríos, la sobreexplotación de acuíferos, el abasto de agua potable y el saneamiento. Se ha aumentado la exigencia de participación más activa en el diseño de la Ley General de Aguas, el Programa Nacional Hídrico y los planes en las regiones hidrológico administrativas, estados y municipios.

Filtra por categorías

Documentos en esta categoría: