Colonos paran obras de la presa Picachos; demandan viviendas

14 enero 2009

Fuente: La Jornada
14 de enero de 2009
Por Irene Sánchez (Corresponsal)

Mazatlán, Sin., 13 de enero. Familias de seis poblados de los municipios de Mazatlán y Concordia, que están en plantón desde el 5 de enero junto a la presa Picachos, expulsaron a los trabajadores de la constructora Andrade Gutiérrez e impidieron que éstos volaran un túnel para construir la cortina.

Según el gobierno estatal, esta obra, que forma parte del proyecto Baluarte-Presidio, permitirá aprovechar mejor los ríos Baluarte y Presidio, en el sur del estado.

Los manifestantes exigieron al gobierno de Sinaloa la entrega de 735 viviendas –que debieron estar terminadas en diciembre–, las cuales ocuparán cuando las aguas de la presa inunden los poblados Copales, El Placer, Puerta de San Marcos y San Marcos, en Mazatlán, así como Las Iguanas y Casas Viejas, en Concordia. La interrupción de los trabajos retrasó la entrega de la presa, programada para marzo.

Los inconformes anunciaron que radicalizarán sus protestas si la semana entrante no observan avances en la edificación de sus nuevas casas, en predios aledaños a los que perderán por el llenado de la presa. Adelantaron que una de sus próximas movilizaciones será en Culiacán, donde exigirían al gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla, que ordene al Instituto de la Vivienda del Estado de Sinaloa (Invies) que acelere sus trabajos.

Más de 100 hombres y mujeres, entre ellos el comisario de Las Iguanas, Cándido Lizárraga Patrón, expulsaron a los trabajadores la noche del lunes y se apoderaron de sus herramientas. Los empleados de Andrade Gutiérrez iban a dinamitar un túnel para que las aguas del río Presidio llenaran la presa.

La empresa prefirió detener los trabajos, por temor a que los manifestantes hicieran detonar los explosivos. Asimismo aseguró que no denunciará a los inconformes porque entiende que sólo quieren sus viviendas.

El dirigente del movimiento de los pueblos afectados, Atilano Román, anunció que este miércoles se reuniría con el director general de Fondo de Infraestructura Hidráulica de Sinaloa (Fihsin), Enrique Gastelúm, para exigirle que no se exponga la vida de los manifestantes con las detonaciones en el túnel, junto al cual se instaló el plantón de los colonos.

Asimismo, adelantó que continuará con las negociaciones para el pago de las casas que anegará la presa Picachos, pues no se han pagado las parcelas y el gobierno estatal tampoco ha puesto en marcha los proyectos de beneficio social prometidos a los afectados.

Román indicó que si bien el secretario de Desarrollo Social del estado, Pablo Moreno Cota, dijo estar dispuesto a dialogar con los manifestantes, éstos no acordarán nada con ese funcionario, sino directamente con el gobernador Aguilar Padilla.

El director del Fihsin, Enrique Gastélum, afirmó que el Invies deberá entregar las casas a las familias reubicadas a más tardar en mayo, pues de lo contrario se pospondrá la presa y ello incrementará los costos de las viviendas y del embalse.

Con información de Javier Valdez, corresponsal

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La biodiversidad y el medio ambiente son esenciales para alcanzar el bienestar social ¿Sabes que toda la vida del planeta Tierra está en peligro?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!