Comunidades tabasqueñas demandan a autoridades por contaminación mediante amparo colectivo

15 agosto 2013

Con el apoyo de organizaciones no gubernamentales como Fronteras Comunes, Asociación Ecológica Santo Tomás y Litiga, Organización de Litigio Estratégico de Derechos Humanos (Litiga OLE), habitantes, ejidatarios y pescadores de los municipios de Cárdenas y Humanguillo, Tabasco, presentaron este pasado 26 de julio, un juicio (demanda) de amparo colectivo contra la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), y Petróleos Mexicanos (PEMEX) y sus organismos subsidiarios debido al grave problema de contaminación que desde hace décadas enfrentan los municipios en cuestión, y por la escasa atención a los reclamos de los pobladores que ven afectadas sus tierras, aguas, economía y salud por la actividad petrolera.

El juicio de amparo colectivo se fundamenta en la omisión de las mencionadas autoridades de cumplir con su obligación de “respetar, proteger y garantizar los derechos humanos a la vida digna, la salud y el medio ambiente sano, de acuerdo al articulo primero constitucional.

“Estas omisiones significan el incumplimiento de obligaciones de carácter constitucional y convencional del Estado mexicano. Las autoridades ambientales y estatales han fallado, en consecuencia, con su deber de prevenir, investigar, sancionar y reparar los derechos humanos de las comunidades a un medio ambiente sano y al agua, a la salud y a la vida digna”; señaló Graciela Rodríguez, presidenta de Litiga OLE.

Esta demanda fundamenta cómo tradicionalmente los ejidatarios, campesinos y agricultores de Cárdenas y Huimanguillo habían vivido del trabajo sobre sus tierras, cultivos, ganadería y pesca; sin embargo, desde hace más de treinta años, la contaminación por la actividad petrolera, sus trabajos de perforación, distribución de gas e hidrocarburos y mantenimiento de ductos, así como todos los trabajos de prospección y operación, han transformado y deteriorado sus modos de vida y cultura.

“Tabasco es el estado con mayor precipitación pluvial en el país . No es posible que la gente no tenga ni agua para tomar debido a que sus mantos freáticos están altamente contaminados por Pemex y solapados por la complicidad de autoridades ambientales, estatales y municipales. De igual manera también sufren los pescadores y los agricultores. Este es un problema de justicia ambiental que debe ser atendido”; señalaron Marisa Jacott y Azucena Franco de Fronteras Comunes.

Notas periodísticas, estudios académicos, técnicos y otras referencias son parte del cuerpo de la demanda presentada por amparo colectivo. Tabasco es precisamente el modelo de caso que los expertos refieren, en el que la cantidad de petróleo en el ambiente es mayor de la que puede ser reciclada y el petróleo se convierte en un contaminante que genera impactos negativos, ya que entre sus componentes existen altas concentraciones de sustancias que son consideradas como peligrosas por su efecto dañino a la salud.

Los habitantes refieren que la contaminación por aceiteros derramados provoca agua salada y mata sus pastizales y ganado. “El problema está -señala Julián Reyes- en que por la contaminación de PEMEX, hará unos 20 años que la producción de coco, sandía empezó a bajar y ahorita se encuentra en un 30%, y los pastos están totalmente degradado y sin posibilidad de producción.” Por su parte, Lázaro Sevilla señala que “la producción de coco ha bajado notablemente y no podemos sobrevivir con una producción de un 30 porciento. Esto tampoco es un problema personal sino económico y social porque nos afecta a todos”.

Finalmente el doctor Juan Antonio Ramos, líder de uno de los movimientos en Cárdenas y Huimanguillo señaló: “Estamos confiados que con este juicio colectivo que estamos interponiendo ahora, y con el apoyo de organizaciones ambientalistas y de defensa de los derechos humanos, lograremos la reparación ambiental y establecer las responsabilidades de Pemex, del estado y de Semarnat, Profepa y Conagua, para que se nos atienda frente a tantos años de contaminación, enfermedades y deterioro de las formas de vida de nuestras comunidades”.

Los impactos del petróleo se han acumulado y han agravado el estado de los ecosistemas adyacentes o en las inmediaciones de la infraestructura de PEMEX y sus organismos subsidiarios en los estados de Veracruz y Tabasco. Los municipios de Huimanguillo y Cárdenas, donde habitan los demandantes, alojaban grandes macizos de bosque tropical, así como fértiles pastos y agroecosistemas, que desde la llegada de PEMEX fueron drásticamente reducidos y luego contaminados.

“Tenemos muchos años atendiendo estos problemas, hemos visto el deterioro ambiental y social de las comunidades con infraestructura petrolera. No debe pasar más tiempo sin que Pemex asuma las consecuencias de su actuar en Tabasco y resarza el daño que ha causado. Estamos seguros que pronto las cosas cambiaran a favor de las comunidades de donde se extrae la riqueza de este país”, señaló José Manuel Arias Rodriguez, de Asociación Ecológica Santo Tomás.

Por todo lo anterior, los habitantes de las comunidades impulsan este amparo, a fin de que se mejore la calidad de vida de los habitantes de la región conformada por los dos municipios; se recomponga el ambiente en su integridad, esto es, la restauración ecológica y/o bioremediación de los ecosistemas de los municipios donde habitan los demandantes en todos sus componentes (agua, aire y suelos); y se prevengan daños con suficiente y razonable grado de predicción.

Para mayores informes comunicarse con:

José Manuel Arias, Asociación Ecológica Santo Tomás: coordinacion@aestomas.org. Tel. 01 (993) 312 67 43.


15 de agosto de 2013
Fuente: Kaos en la red

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!