Crisis de agua enfrenta nuevamente a Cuauhtémoc Blanco y gobierno de Graco

09 mayo 2017

Foto Tomada de Proceso

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Más de un tercio de la población de Cuernavaca se encuentra sin agua desde hace una semana, luego de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortara el suministro de energía eléctrica a 17 pozos, más “otros servicios” de dotación de líquido, debido a un adeudo del gobierno que encabeza Cuauhtémoc Blanco Bravo.

De acuerdo con la CFE, el servicio eléctrico se reconectaría si el ayuntamiento de Cuernavaca paga al menos 25% del adeudo total de 91 millones de pesos, algo así como 22.7 millones de pesos, que adeuda el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) por servicio prestado en la administración actual y el acumulado de gobiernos anteriores.

Esto provocó que la semana pasada, vecinos de colonias como Teopanzolco, Flores Magón y otras realizaran bloqueos callejeros en las principales vías de comunicación, en demanda del restablecimiento inmediato del suministro de agua potable.

Algunas de las colonias afectadas son Bosques de Cuernavaca, Antonio Barona y Fraccionamiento Maravillas, Revolución, Ciudad Chapultepec, Zodiaco, Mártires del Río Blanco, Palmira, Flores Magón, Joya de los Jilgueros, Puerta del Sol y Lotes Alegría, entre otras.

Ante la emergencia, el SAPAC informó que comenzó la dotación a través de las pocas pipas con las que cuenta. La situación se acentuó el fin de semana, por lo que el alcalde Blanco Bravo acusó al gobierno de Graco Ramírez, con quien sostiene un conflicto desde hace meses, de estar detrás de la crisis de agua en la capital.

En respuesta, el secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina, informó que el gobierno del estado “puso a disposición de la ciudadanía diez pipas de agua para la distribución del líquido en las colonias afectadas”.

Además, enderezó sus baterías contra las autoridades municipales para que “no caigan en la omisión de sus responsabilidades que se enmarcan dentro del artículo 115 constitucional, el cual precisa que el Ayuntamiento tiene la obligación de otorgar el servicio de agua potable a sus ciudadanos”.

Aseguró que el gobierno del exfutbolista ha acumulado a lo largo de 17 meses que lleva de gestión, 81 de los 91.1 millones de pesos. “El gobierno municipal tienen facturas vencidas con CFE desde septiembre de 2016; de ese mes a la fecha deben 66.8 millones de pesos, y a esa deuda se suma el pago del convenio de reestructuración que el municipio firmó en ese mismo año con la paraestatal, que es 24.3 millones de pesos”, detalló.

“Eso representa una afectación al 36.35% de la población que se abastece de estos pozos; en total estamos hablando de que 135 mil habitantes no tienen el servicio de agua potable debido al corte de energía por el adeudo del SAPAC con CFE”, puntualizó. Luego culpó al SAPAC de la crisis, “por la mala administración”.

Por su parte, el ayuntamiento de Cuernavaca rechazó el reparto de agua potable que propuso el Ejecutivo estatal e incluso sostuvo que “a la Comisión Estatal del Agua no le compete, ni tiene recursos asignados para la compra y donación de pipas de agua, por lo que esta dependencia y su titular, Juan Carlos Valencia Vargas, podrían incurrir en un desvío de recursos. Su función es gestionar y realizar proyectos hídricos”.

A través de un comunicado de prensa sostuvo que este lunes “está cubierto el servicio (de suministro de agua potable) en 98% del padrón de usuarios en Cuernavaca”. Dijo que no existe coordinación entre el gobierno estatal y el SAPAC, lo que “confirma lo dicho por el presidente municipal, Cuauhtémoc Blanco Bravo, de que el gobierno del estado insiste con dañar la administración con el pretexto de la falta de agua”.

Informó además que existen “eventualidades” relacionadas con “el pozo la ‘Soledad’, el cual se encuentra fuera de operación, por lo que ya se analizan las acciones necesarias para otorgar el servicio a los vecinos de las colonias San Antón, Santa Fe Y Margarita Maza de Juárez”, ubicadas en el poniente de la ciudad.

En tanto que las colonias el Empleado, Lomas de la Selva y Centro, presentan problemas “por la temporada de estiaje” que provoca “disminución de la producción del Túnel Cárcamo. Además, asegura que se está dotando de agua con pipas a las familias de las colonias Lázaro Cárdenas del Río, Lomas de Cortés, Teopanzolco, Reforma, Acapantzingo, Ruiz Cortines, Centro, Amatitlán y Chamilpa.

Pero el problema persiste. Mientras los gobiernos de Cuernavaca y el estatal mantienen su conflicto ahora por el asunto de la falta de agua, miles de ciudadanos padecen los efectos. Eso se combina con las altas temperaturas que en Cuernavaca han pasado de los habituales 30-32 grados en este momento del año, a 36-38 en promedio.

08 de mayo de 2017
Fuente: Proceso
Nota de Jaime Luis Brito

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La biodiversidad y el medio ambiente son esenciales para alcanzar el bienestar social ¿Sabes que toda la vida del planeta Tierra está en peligro?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!