Demanda de agua potable de calidad crea lucrativo negocio en la Ciudad de México

25 mayo 2017

Ochenta y siete por ciento de los hogares de la Ciudad de México desconfían de la calidad del agua de la llave que suministra el organismo público Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex). Para conseguir agua de calidad bebible, los hogares recurren a la compra de agua embotellada, dispositivos de filtración y purificación, y aplicación de tratamientos caseros, lo que implica realizar gastos monetarios y pérdida de tiempo.

Foto: tomada de Crónica

Con la participación de Jorge A. Morales y Daniel Revollo, investigadores del Área de Investigación Crecimiento Económico y Medio Ambiente de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), identificamos la demanda latente de los hogares por agua de mejor calidad y estimamos su disponibilidad a pagar (DAP) por mejoras en la calidad del agua del Sacmex. En promedio, un hogar está dispuesto a pagar (DAP) 55 pesos bimestrales por recibir agua de calidad bebible en su llave, monto que representa 8.7 por ciento del pago bimestral de agua y 0.3 por ciento de sus ingresos familiares mensuales.Los dos factores que influyen en mayor medida en el monto de su DAP son, el alto costo del agua embotellada que incide positivamente -235 veces más cara que el agua de la llave-, y la baja credibilidad de la población en el Sacmex explicado por las fallas en el servicio que proporciona mala calidad delagua y cortes frecuentes en el servicio, lo que impacta negativamente su DAP.

En un hogar son consumidos alrededor de siete botellones de veinte litros de agua por mes y en términos per cápita es de 351 litros, lo que la ubica a la ciudad muy arriba de la media nacional.

A la fecha, en la Ciudad de México, el sector privado responde a la demanda de los hogares por agua de calidad potable con oferta de agua embotellada. La industria embotelladora de agua está sustentada en 2,140 pequeñas empresas y microempresas que obtienen agua del suministro público y dos grandes empresas que la extraen de pozos. La investigación sobre el desempeño de la industria reporta que la oferta anual de agua embotellada de la CDMX registra niveles mayores de producción a los que explican su nivel de equilibrio, es decir, el nivel actual de su producción rebasa el nivel de la oferta que la teoría define como punto de equilibrio de la industria y que explica que la industria maximiza beneficios.

Lo que explica la sobreoferta en la industria es que, de acuerdo a la investigación, el valor de un metro cúbico de agua en el mercado es 266,8 pesos; en tanto que, en promedio la industria lo adquiere a 15.5 pesos, escenario que por un lado explica ganancias extraordinarias en esta actividad y que estimulan el incremento sin control de su oferta. Esta estructura del mercado resulta atractiva para que las grandes empresas embotelladoras continúen sobreexplotando los acuíferosy que las pequeñas empresas incrementen la extracción de agua del suministro público para revenderla a los hogares, disminuyendo el flujo de agua suministrado a los hogares de la metrópoli.

Si consideramos la respuesta del conjunto de los hogares de la CDMX para lograr un suministro de agua con calidad bebible resulta sorprendente, mientras que su disposición a pagar (DAP) por agua potable de calidad a Sacmex es de 672.7 millones de pesos al año, sus gastos efectivos en agua embotellada alcanzan 7,410 millones de pesos al año. El diferencial entre ambos montos es de 1 a 11, lo que sugiere que los hogares tienen mayor credibilidad en el sector privado en la solución de su problema de calidad del agua. Sin embargo, la solución adoptada por los hogares resulta muy onerosa y no parece ser una solución eficiente y de largo plazo, entre otras cosas, porque afecta en forma adversa el bienestar de los hogares de ingresos bajos y medios, ya que un porcentaje significativo de sus ingresos se destina a cubrir esta necesidad básica (sacrificando la satisfacción de otros requerimientos) ante el riesgo de enfrentaralguna enfermedad por ingerir agua de dudosa calidad.

Es importante revisar la política hídrica del gobierno de la CDMX y de la Comisión Nacional del Agua parasuperar las restricciones que le impiden cumplirla función que por ley le corresponde: suministrar agua de calidad a la población. A la falla pública arriba comentada se sumala ineficiente regulación en las tarifas y derechos del agua aplicadosa la industria embotelladora en este caso, al vender a precios tan bajos los escasos recursos hídricos de la ciudad para que finalmente sean revendidos a los hogares 216 veces más caros en relación a su costo. La política de tarifas y derechos no considera que el agua vendida a la industria es un insumo productivo que finalmente busca una ganancia y que por lo tanto debe ser tratada en forma distinta a un consumo final.  Esta falla pública afecta el bolsillo de los hogares y fomenta la sobreexplotación de los recursos hídricos de la CDMX.

La CDMX se ubica sobre el acuífero denominado Zona Metropolitana de la Ciudad de México del cual se extraen 1,104 millones de m3 al año basados en los derechos de extracción vigentes, volumen que rebasa su recarga natural anual y que explica un déficit de -591millones de m3 –que extrae agua fósil porque se depositó hace miles de años- lo que explica en parte la baja calidad del aguay los hundimientos de suelo que aumentan a medida que crece la extracción de agua del subsuelo. Este acuífero se clasifica en un nivel de disponibilidad nula y se clasifica en veda, lo que justifica que no se otorguen nuevos derechos de extracción. Sin embargo, los derechos vigentes explican la extrema sobreexplotación  del acuífero, aunado al hecho de estos no son regulados adecuadamente, ya que es común que la extracción de agua de los poseedores del derecho rebase los volúmenes permitidos, y que exista un mercado de venta de derechos de uso agrícola a otros usos, principalmente a uso industrial y servicios diversos. La situación en conjunto dibuja un escenario de alta vulnerabilidad hídrica en la CDMX.

25 de mayo de 2017
Nota: Lilia Rodríguez Tapia
Fuente: Crónica

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!