El agua en discusión

21 abril 2015
Río Actopan en Veracruz

De aprobarse, la ley tendría serias repercusiones en estados como en Veracruz que posee mucha agua. Las consecuencias negativas se verían inmediatamente reflejadas porque se aprobarían con toda seguridad proyectos para que la empresa Obredecht pudiera construir una presa en el río Los Pescados bajo el argumento de surtir del vital líquido a la capital del estado o para que también la empresa Higa concretara el proyecto Monterrey VI para llevar agua del río Pánuco a Nuevo León. Ningún rechazo social tendría validez porque los proyectos se ajustarían al marco de la ley. Estudiosos del tema aseguran que las reformas en el ámbito normativo impulsadas desde el aparato gubernamental tienen el objetivo de regular el agua alineando su uso a los intereses de empresas trasnacionales que ansían privatizar el agua de los mexicanos.

La Ley General de Aguas es complementaria de la reforma energética, debido a que el agua es fundamental para llevar a cabo la fractura hidráulica que se hará presente en la cuenca de la Huasteca veracruzana y todo el noreste del país factibles, regiones factibles para el fracking, que es una práctica que requiere millones de litros de agua para extraer el gas del subsuelo.

Hipólito Rodríguez Herrero, investigador del Centro de Investigaciones en Estudios Superiores en Antropología Social del Golfo (Ciesas-Golfo) afirma que la aprobación de la mencionada ley implicará conceder a empresas extranjeras la  gestión de los organismos encargados de distribuir el agua en las ciudades; “además, abre el espacio para que el proceso de privatización opere en todas las escalas y hasta en la propia exploración de pozos”.

En tanto el análisis de la iniciativa de  Ley General de Aguas se encuentra en suspensión, otra iniciativa ha quedado en el olvido: es una propuesta de ley ciudadana, confeccionada por muchas organizaciones civiles, tras considerar que el agua es un asunto tan importante que no se puede dejar en entes privados, expresa el investigador del Ciesas.

“La iniciativa ciudadana –afirma el investigador– recoge una experiencia internacional en el sentido de que en muchos lugares del mundo: Europa, América Latina, Asia y África ya se han tenido experiencias en la privatización de agua: los gobiernos han concedido a organismos privados la operación  y abasto de agua, pero esa acción ha fracaso y ha tenido que ser remunicipalizada; por ejemplo, en París se privatizó el agua y al cabo de seis años se volvió municipalizar. En París, Francia, existen dos empresas muy grandes que quieren privatizar el agua Vivendi, vinculadas a Nestlé, que en su propio país perdió y se le retiró el manejo del agua, y San Francisco, Estados Unidos, en donde también se privatizó la operación del agua, pero al cabo de los años se retornó al esquema local”.

El agua es un tema vital para la población, por eso este tema y su operación no se puede dejar a empresas que buscan ganancias; el abasto de este recurso no pasa por esta lógica, sea rentable o no se debe abastecer de agua a la población, por ello es necesaria la información y la concientización, asegura Hipólito Rodríguez Herrero.


20 abril, 2015
Fuente: Plumas Libres
Nota de Raymundo León

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Millones de personas han luchado por  promover leyes relacionadas con calidad del aire, el agua limpia y la conservación de especies en peligro de extinción ¿Sabes porque es tan importante  preservar la tierra y sus ecosistemas?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!