En Baja California frenan obras por falta de agua

02 octubre 2017

01 de Octubre 2017
Fuente: El Economista
Nota: Gabriela Martínez

Se construirá una planta desalinizadora en Playas de Rosarito que beneficiará a más de 2 millones de habitantes.

Tijuana, BC. Por falta de agua o por no tener la viabilidad del servicio, hay alrededor de 50 proyectos detenidos en Baja California, reveló el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Tijuana, César Romero Saucedo.

El ingeniero dijo lo anterior durante una presentación de la construcción y operación de una planta desalinizadora en Playas de Rosarito que será operada por Aguas de Rosarito, un consorcio que ganó la licitación.

Explicó que en la CMIC están de acuerdo con el proyecto de la planta desalinizadora porque beneficiará a más de 2 millones de habitantes y que además será financiado en su totalidad con recursos privados, debido a que será bajo el esquema de asociaciones público-privadas.

Indicó que este proyecto entre sus ventajas tiene el ofrecer mayor oferta de agua potable para la ciudad de Tijuana, Playas de Rosarito y la posibilidad de enviar agua a Ensenada con una conexión en la Misión; así, el desarrollo de los municipios podría crecer mucho más.

Además dijo que están en busca de una reunión con el gobernador del estado, Francisco Vega de Lamadrid, para que se le dé celeridad en el Congreso al proyecto de construcción de la planta desalinizadora.

Por su parte, Rubén Sánchez, director de Aguas de Rosarito, expresó que la planta desalinizadora de agua de mar se construirá en un periodo de tres años y tendrá una capacidad de 4,400 litros por segundo en dos etapas, y al estar completada será la planta desalinizadora más grande de América.

Dijo que la planta empezará a entregar agua hacia finales del 2019 y la inversión total en el proyecto asciende a 580 millones de dólares para la primera etapa, misma que no requiere de recursos públicos.

Servicio

De acuerdo con la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), en tres años la entidad podrá diversificar sus fuentes de agua, ya que anteriormente sólo utilizaba este tipo de plantas para uso agrícola y el servicio para la población era mediante el acueducto Río Colorado-Tijuana.

Además se tiene planeado que sea edificada en dos etapas: la primera concluirá en tres años y producirá 2,200 litros de agua potable por segundo, mientras que la segunda fase tendrá la misma capacidad, pero entrará en funciones hasta julio del 2024.

Se trata de una concesión a 40 años, tres de producción y 37 de operación, tiempo en que las empresas deberán garantizar la producción y operación óptima de la planta, que posteriormente pasará a ser propiedad estatal.

NSC Agua es la compañía encargada de la obra, y está afiliada al internacional Consolidated Water Corporation, el cual tiene presencia en ocho países con 20 plantas desalinizadoras, que alcanzan una producción de hasta 98.2 millones de litros diarios de agua potable y ganancias anuales netas por más de 500 millones de dólares.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

México tiene litorales por ambos lados del país ¿sabes qué ecosistemas acuáticos hay? ¿sabes qué es un manglar? ¡Pon a prueba tus conocimientos en este tema!

 Ir a la trivia