Exige Texas que México ‘pague’ el agua que le adeuda

06 marzo 2013

 

 

 

DALLAS, 5 de marzo.- El senador republicano John Cornyn y un grupo de congresistas del sur de Texas solicitaron hoy a la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) su intervención para asegurar que México entregue el agua que adeuda a Texas, bajo los términos de un tratado binacional.

Cornyn y los congresistas enviaron el lunes sendas cartas al comisionado estadunidense de la CILA, Edward Drusina, pidiéndole que se reúna con su contraparte de México para “resolver la amenaza inmediata de la escasez de agua para los usuarios de Texas”.

Los legisladores, incluyendo a los representantes federales Filemón Vela, Henry Cuéllar, Rubén Hinojosa y Pete Gallegos, instaron a Drusina “a comenzar conversaciones directas y negociaciones con México para desarrollar un plan que detenga el crecimiento del déficit de agua” que está contrayendo México.

Bajo los términos del Tratado de Utilización de Aguas de los Ríos Tijuana, Colorado y Bravo, firmado en 1944, México está obligado a aportar cada año 350 mil acres pies de agua al Río Bravo, y Estados Unidos está comprometido a ceder 1.5 millones de acres pies de agua del Río Colorado.

Un acre pie equivale a un millón 362 mil litros, la cantidad necesaria para cubrir 0.4 hectáreas de tierra con un pie (33 centímetros) de profundidad de agua.

El tratado se aplica en ciclos de cinco años y establece que si al término de un ciclo algún país adeuda agua al otro, el compromiso debe liquidarse en el siguiente ciclo.

El actual ciclo de cinco años se inició en octubre de 2010 y finaliza en octubre de 2015, lo que significa que México tiene hasta entonces para entregar el agua que debe.

Para entonces México debe haber entregado mil 750 millones de acres pies, siempre que no existan condiciones excepcionales de sequía en su territorio.

Hasta el pasado 9 de febrero, México había entregado 403 mil 082 acres pies de agua en el total del ciclo actual de cinco años.

Cornyn apuntó en su carta que aún cuando México tiene hasta 2015 para proporcionar el agua, se ha atrasado en sus asignaciones anuales y “no ha dado ninguna indicación de cómo va a cumplir finalmente con el Tratado”.

En tanto, la carta de los cuatro representantes federales del sur de Texas advirtió que “hasta la fecha, México está muy por detrás en sus pagos de agua”.

Los legisladores apuntaron en su misiva su preocupación de que en México se “están construyendo varios nuevos depósitos de agua en Chihuahua que restringen aún más los flujos de agua hacia el río” Bravo.

En la década de los 90, tras sequías prolongadas en el norte de México, ese país se vio impedido de cumplir con sus obligaciones de entrega de agua a Texas, por lo que comenzó a generar una deuda que llegó a sumar en 2001 hasta 1.7 millones de acres pies.

México pudo liquidar totalmente el adeudo hasta septiembre de 2005.

Cornyn apuntó en su misiva que “el hecho de no hacer los pagos requeridos impulsó a los agricultores de Texas a perder” millones de dólares en ese entonces.

Señaló que el pleno cumplimiento en el ciclo 2002-2007 se produjo debido a las negociaciones directas y sostenidas con México.


05 de marzo de 2013
Fuente: Excélsior

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La inadecuada construcción de presas y otros embalses produce una alteración ambiental y costes sociales.

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!