La captación del agua pluvial

25 mayo 2017

La reutilización del agua pluvial puede representar un paso fundamental para lograr el acceso en regiones de alta precipitación y disminuir la presión en acuíferos explotados. Su captación en México es una práctica que se remonta a la época prehispánica, los mayas lo hacían por medio de los llamados “Chultuns”. No obstante, esta alternativa se dejó de lado durante muchos años en las políticas y normas de construcción.

Ilustración: Custom Made

En México son muchos los estados con una precipitación promedio superior a mil milímetros. Haciendo cálculos simples, en Tabasco, durante octubre cuando la precipitación promedio es de 411.1 mm, en un techo impermeable de 100 metros cuadrados (10 m x 10 m) se pueden recolectar 132.6 litros por día. Esto es más que el mínimo recomendado por la Organización Mundial de la Salud de entre 50 y 100 litros.

Este es el funcionamiento básico de un sistema de captación de agua pluvial:

Primero, es necesario que la superficie de captación sea impermeable. El agua se conducirá por medio de canalones en techos, tuberías de lámina y/o PVC y canaletas con o sin rejillas en los pisos. Para las captaciones de techo, el tinaco se puede colocar donde desemboca el canalón, de manera que la alimentación se realice por gravedad y sin consumo de energía.

Posteriormente, la filtración y  purificación de agua de lluvia se realiza mediante desnatadores sedimentadores, que separan los sólidos en suspensión por densidad, construidos en celdas de mampostería con tuberías y conexiones de PVC.

El agua se almacenará libre de sólidos en suspensión, la tierra y materia orgánica disuelta restante se sedimentará y se desarrollarán plantas que se nutrirán de los contaminantes del agua y la clarificarán para su uso en el aseo, el riego o para dar de beber al ganado.

Estos sistemas pueden ser una importante alternativa en áreas rurales y urbanas, además contribuyen con el control de las inundaciones. Es importante considerar eventos extraordinarios desde el diseño del sistema, para canalizar los excedentes hacia el acuífero; en la Ciudad de México, un evento de 50 litros por metros cuadrado por hora se presenta al menos una vez en cada temporal.

En 2007 el Infonavit incorporó la “hipoteca verde” en los créditos que otorga, la hipoteca verde es un crédito adicional que busca disminuir el consumo de agua, gas y energía —y por tanto, los gastos de los beneficiarios—, mediante la incorporación de ecotecnias que incluyen los sistemas de captación de agua pluvial. Así, todas las viviendas que se compren o remodelen con un crédito del Infonavit deberán equiparse con éstas. De acuerdo a su informe de sustentabilidad, estos créditos contribuyen al ahorro de 35 millones de metros cúbicos de agua por año, equivalentes a más de nueve mil albercas olímpicas llenas.

Mayo, 2017
Redacción del Centro Virtual de Información del Agua

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!