Las lluvias provocan una catástrofe en África: ONU

19 septiembre 2007

El Universal / Agencias
2007-09-19 9:37 am

 

 La temporada anual de lluvias en África, tan necesaria para la agricultura, ha pasado de ser una bendición a convertirse en catástrofe. Al menos 250 personas murieron debido a las graves inundaciones que afectan a unos 15 países del este y el oeste del continente, dijo ayer una portavoz de las Naciones Unidas.

Mientras las organizaciones internacionales de ayuda humanitaria comienzan a distribuir alimentos a los más de un millón de afectados por la catástrofe, los gobiernos temen graves consecuencias.

Gran parte de las cosechas quedaron destrozadas por las lluvias, las peores en muchos años. Además, el daño causado por el agua en las tierras de cultivo haría muy difícil la siembra para la próxima cosecha.

Elizabeth Byrs, de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), teme que los habitantes de las zonas afectadas no sólo se vean amenazados por el hambre, sino también por enfermedades como el tifus o el cólera.

Uno de los países más afectados por las inundaciones es Ghana, en el oeste de África. Numerosos pueblos en el norte del país han quedado aislados por el agua, de forma que los cooperantes no pueden acceder a ellos, señaló Byrs.

También en Sudán y Etiopía cientos de miles de personas se han quedado sin hogar debido a las precipitaciones y, según el gobierno de Uganda, el país se encuentra “al borde de la catástrofe”.

Sólo en Sudán, unas 250 mil personas se han quedado sin vivienda, según datos de las Naciones Unidas. En Uganda, el ministro para Emergencias, Musa Ecweru, cifra en 150 mil el número de víctimas. “Hay lugares a los que apenas puede accederse”, dice en referencia a las dificultades de los cooperantes. Hacen falta botes y helicópteros para hacer llegar la ayuda a los pueblos aislados por el agua.

“Que Dios nos ayude, nuestra región está aislada del mundo exterior”, exclama James Elima en Uganda. Y mientras los alimentos suben de precio, las lluvias no parecen tener fin. Aunque la ayuda internacional ha comenzado a repartirse en las zonas afectadas, los meteorólogos anuncian copiosas precipitaciones para los próximos días.

Debido a esta situación, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) hizo ayer un llamamiento para recaudar 60 millones de dólares con los que enviar ayuda a Uganda.

Además, “los aguaceros, que comenzaron en julio, no cesarán, sino que continuarán hasta noviembre”, dijo Byrs. Por eso, “es probable que la situación empeore”, añadió.

Uganda es especialmente vulnerable porque no sólo sufre los efectos de las graves inundaciones, sino porque en ese país viven 1.4 millones de desplazados a los que deben sumarse los solicitantes de asilo que llegan procedentes de la vecina República Democrática del Congo.

Lo mismo ocurre en Sudán y en la convulsa provincia de Darfur, donde la situación también ha alcanzado niveles críticos al causar más de 410 mil damnificados, de los que al menos 200 mil han perdido sus casas.

 

Sitio Web (URL) http://www.eluniversal.com.mx/internacional/55463.html

Autor(es) Agencias
 
Otras Palabras Clave Lluvia, ONU, desastre, catástrofe, ayuda humanitaria
Palabras clave de Geografía Nairobi / Ginebra
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Millones de personas han luchado por  promover leyes relacionadas con calidad del aire, el agua limpia y la conservación de especies en peligro de extinción ¿Sabes porque es tan importante  preservar la tierra y sus ecosistemas?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!