Prevén aumento de la desnutrición en el mundo debido al cambio climático

13 octubre 2008

■ La escasez de alimento afectaría a 120 millones de personas

Fuente: La Jornada
13 de octubre de 2008
Por Angélica Enciso L.

El calentamiento global podría elevar la desnutrición mundial entre 15 y 26 por ciento, por lo que en el año 2080 habrá 120 millones de personas desnutridas, debido a la reducción en la disponibilidad de alimentos, advierte el estudio Impacto social del cambio climático, elaborado por el Instituto Nacional de Ecología y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Indica que las cosechas podrían tener una caída de 30 por ciento, con lo que se impactaría la existencia de alimentos.

El documento, elaborado por los especialistas Ana Rosa Moreno y Javier Urbina, indica que se puede esperar que la disminución en la retención de humedad en el suelo reduzca la productividad y aumente el riesgo de fracaso de las cosechas, además de que la susceptibilidad a las sequías y a las inundaciones se elevará con el tiempo, con impactos en las zonas agrícolas.

Los expertos refieren que es posible que las mercancías perecederas sean de las más sensibles en los mercados de venta al menudeo, y que el cambio climático altere los orígenes y el procesamiento de productos agrícolas.

En México, puntualiza, lo accidentado de los suelos y las condiciones socioeconómicas hacen vulnerable al sector agrícola frente a los cambios de clima, la disminución de las lluvias y la presencia de las heladas.

La producción de maíz, menciona el documento, ha mostrado una gran vulnerabilidad ante la variabilidad climática en el país, en particular ante las sequías. Los escenarios del sector agrícola con el cambio climático indican reducciones moderadas en la aptitud para el cultivo de maíz de temporal e incrementos de hasta 4.2 por ciento en la superficie no apta para cultivo.

Detalla que en Veracruz se espera una disminución en tierras apropiadas para el cultivo de café de entre 73 y 78 por ciento. Para el estado de México se estima que, en sus regiones altas, el aumento de 2 grados centígrados favorecerá las zonas de cultivo de maíz.

En Oaxaca, la agricultura de temporal depende en gran medida de la precipitación pluvial y esto hace al estado vulnerable a los periodos de sequía. En años recientes, indica el texto, ha crecido en el territorio nacional la agricultura de riego por bombeo de agua, mermando los mantos freáticos.

En latitudes medias y altas, un calentamiento moderado beneficiaría los campos agrícolas y de pastoreo, pero en regiones secas y de latitudes bajas, incluso con pequeños aumentos en la temperatura, disminuirían las cosechas estacionales. “Para una proporción importante de personas en países en vías de desarrollo las proyecciones relativas al cambio climático indican que habrá medios de sustento menos seguros, mayor vulnerabilidad al hambre y la pobreza, acentuación de las desigualdades sociales y una mayor degradación ambiental”.

Las pérdidas en la agricultura producirán efectos multiplicadores que se diseminarán por medio de economías enteras y transmitirán la pobreza de las áreas rurales a las urbanas, señala el estudio.

Artículos relacionados
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El crecimiento de las ciudades sin planificación modifica por completo el ciclo del agua.  ¿Cómo podemos incorporar el agua en las dinámicas de la ciudad?  ¿Conoces a las ciudades esponja?   ¿Qué sabes sobre el tema?

¡Pon a prueba tus conocimientos en este tema! ¡Y diviértete!

 Ir a la trivia