Socialismo del agua, según Martí Batres (El Economista)

29 octubre 2018

Fecha: 18 de octubre de 2018
Fuente: El Economista 

Como no podemos confiscar todos los medios de producción (todavía), confisquemos al menos las concesiones de agua a los agricultores, industrias y otros miles de usuarios. Que sólo el gobierno pueda invertir, operar, modernizar, y ampliar la infraestructura hidráulica, así como ofrecer servicios de administración, facturación y comercialización del agua.
Esto plantea el senador Martí Batres en su Iniciativa de Proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 1, 4, 9 y 12, y se deroga el Capítulo II “Participación Privada y Social en Obras Hidráulicas Federales” de la Ley de Aguas Nacionales, por el que se prohíbe la “privatización” del servicio de agua potable. El senador Batres otorgó prioridad absoluta a esta iniciativa, y la introdujo apenas unos días después de haber tomado posesión. No se trata de retomar la iniciativa de una necesaria nueva Ley General de Aguas, discutida ampliamente durante años y que no pudo ver la luz, sino de, por la vía corta, expulsar del sector hídrico a empresas, comunidades y sociedad civil.
Ya no podrá haber contratos con particulares para obras y servicios, ni tampoco para operar, conservar, ampliar, y rehabilitar infraestructura. Las concesiones quedarán prohibidas. Nadie podrá usar agua en la agricultura ni en la industria, tampoco en las ciudades.

Leer más 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

México se encuentra dentro de los países con mayor superficie de manglar ¿Sabes en qué lugar? Participa en esta trivia y descúbrelo

 Ir a la trivia