Volkswagen y Audi acaban con ciénegas, lagunas y pozos de agua en Puebla (La Jornada de Oriente)

19 septiembre 2017

18 de septiembre de 2017
Fuente: La Jornada de Oriente
Nota: Yadira Llaven Anzures

La instalación de la industria automotriz en zonas rurales del estado de Puebla, como es el caso de Audi y Volkswagen, ha generado escasez de agua en comunidades del entorno a las armadoras y acabó con las ciénegas de San Francisco Ocotlán, mientras la laguna de Santa Cruz en el municipio de Nopalucan reporta el nivel más bajo en su historia.

Esto se debe a que para ensamblar un automóvil se utiliza medio y hasta un millón de litros de agua, informó el investigador de la Facultad de Economía de la UNAM e integrante de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA), Andrés Barreda Marín, durante una visita a Puebla.

Foto: tomada de La Jornada de Oriente

Según cifras difundidas por la planta alemana, Volkswagen ha producido en México más de 8 millones de automóviles, lo cual se traduce en el consumo de billones de litros de agua.

Actualmente, en Puebla existen 14 parques industriales, productores de componentes claves para los autos (cristales, productos electro–informáticos, radios, GPS, aceleradores, elevadores de ventanas, etcétera).

Por su parte, la Delegación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Puebla alertó que la construcción de “Ciudad Modelo Audi”, en el municipio de San José Chiapa, será un lugar sin agua debido a que dicho desarrollo urbano, ideado durante el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas, dependerá de un acuífero que se encuentra en veda desde hace dos años.

La delegación de la Conagua advirtió sobre la sequía que traerá el desarrollo inmobiliario de Ciudad Modelo Audi, debido a que la cuenca Libres–Oriental no será suficiente para cubrir la demanda de hasta 15 mil millones de metros cúbicos que requerirá el proyecto.

El acuífero del valle de Tehuacán está en veda desde 1967 y la cuenca de Libres–Oriental, desde hace dos años, lo cual significa que hay más sobrexplotación con respecto a la recarga natural del acuífero.

La Conagua refirió que Ciudad Modelo necesita entre 11 y 15 mil millones de metros cúbicos.

Para la Asamblea Social del Agua en Puebla (ASA) –organismo civil creado a partir de la privatización del agua en 25 municipios de la entidad–, no solo la industria automotriz a secado los mantos freáticos de la zona del volcán Popocatépetl y contaminado el río Atoyac, sino también empresas trasnacionales.

Este es el caso de Cementos Cruz Azul, en la comunidad de Tuzuapan, en el municipio de Quecholac, así como la estadounidense Driscolls, en Lara Grajales con la producción de fresas, y Granjas Carroll en Tepeyahualco, señaló Gerardo Pérez Muñoz, de la ASA.

En entrevista, el activista dijo que solo la planta Volkswagen tiene acaparado 20 pozos de agua comunitarios para su producción, mientras que Audi acaba de perforar cinco pozos para este mismo fin, en el poblado de Ixtiyucan, en el municipio de Nopalucan; sin embargo, refirió que, en manos industriales, existen más pozos no contabilizados y los resultados son de abatimiento de los acuíferos en la región.

Gerardo Pérez expuso que la lucha por la defensa del agua y la tierra ha provocado que los pueblos originarios se organicen en movimientos sociales e interpongan procesos legales por la instalación de Audi y el intento de privatizar el líquido en la región.

Hace unos días, el presidente de Santa María Ixtiyucan, Andrés Hernández Hernández, denunció que al menos cinco pozos han sido perforados en esta población para extraer agua y ocuparla en la producción de automóviles de la planta Audi; además, externó su preocupación porque comenzó a bajar el nivel de la laguna o “espejo de agua” de Ixtiyucan, sin que haya precedente de esta situación en el poblado.

En el pueblo de Ixtiyucan se concentra el mayor número de las 556 hectáreas que ocupan “Ciudad Modelo” y la armadora de automóviles.

Desde entonces, marchas, bloqueos, cabildos abiertos, asambleas comunitarias, presión y vigilancia a las autoridades, han sido apenas algunas de las acciones emprendidas, combinadas con acciones jurídicas de controversia con las reformas a la ley del agua.

El surgimiento de organizaciones no partidistas como Puebla en Lucha, la Asamblea Social del Agua (ASA) y Pueblos Unidos Contra la Privatización del Agua (PUCPA) da una base comunitaria legítima a esta resistencia.

El fracking dejaría sin agua a pueblos originarios de la Sierra Norte de Puebla

Por otra parte, la excavación de pozos con la técnica de fracking han puesto en riesgo el agua de los pueblos indígenas de la Sierra Norte de Puebla.

Después de los estados de Tamaulipas y Veracruz, Puebla ocupa el tercer lugar nacional con el mayor número de pozos perforados para la extracción no convencional de gas shale y petróleo.

La Alianza Mexicana contra el Fracking informó que, de los 934 pozos perforados en el país, 300 se localizan en Veracruz, 200 en la cuenca de Burgos, en Tamaulipas, y 120 en la Sierra Norte de Puebla.

Aroa de la Fuente, investigadora de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, alertó que el fracking en la Sierra Norte podría consumir anualmente el equivalente al agua que necesitan 7 millones de personas.

Dijo que se tiene información de que el área susceptible de ser explotada para extraer hidrocarburos en la Sierra poblana es similar a la de Bakken, en Estados Unidos, donde hasta 2014 había 11 mil 79 pozos.

La privatización del agua aumentó pagos en 400%

Finalmente, Puebla fue el primer estado del país donde se privatizó el servicio el agua, al permitir que empresas administren el recurso.

A cuatro años de la privatización en la ciudad de Puebla y 25 municipios, más de 3 mil amparos se han interpuesto en contra de esta medida, de los cuales cerca de un centenar se han ganado.

El abogado Omar Jiménez a cargo de la defensa legal informó que actualmente litiga 70 asuntos contra la empresa Concesiones Integrales SA de CV, por suspensión del suministro de agua y por el aumento desmedido en el cobro de la tarifa hasta en 400 por ciento.

El litigante expuso que tras la privatización del servicio en Puebla no existe ningún beneficio para la población, a pesar de que el entonces gobernador Rafael Moreno Valle –quien hoy aspira a la presidencia de México– prometió entre otras cosas que bajaría el costo del consumo y se rehabilitaría la red hídrica en la capital poblana.

“Lo único que nos trajo la privatización del agua fue el aumento hasta 400 por ciento del cobro en el servicio, cobros inexistentes y tandeo para el suministro; es decir, solo contamos con líquido en nuestros hogares dos o tres veces a la semana”, expuso.

Esta situación ha provocado una molestia generalizada entre la población, principalmente entre los propietarios de negocios del Centro Histórico de Puebla que pagan tarifas más elevadas, y continuamente tienen que comprar pipas ante la escasez de agua.

En resumen, dijo, la privatización del agua no garantizó en Puebla su abasto.

Informó que la Asamblea Social del Agua presentó una iniciativa de ley ciudadana para que se modifique la Ley Estatal actual y se frene la privatización del servicio en la entidad, la cual no ha tenido respuesta del Congreso de Puebla.

Omar Jiménez explicó que esta iniciativa se trabajó con integrantes de la Coordinadora Nacional Agua para Todos, Agua para la Vida, quienes se formaron en torno a la reforma al Artículo 4 Constitucional, que estable que el agua es un derecho humano.

En ese sentido, argumentó que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible y el estado debe garantizarlo”.

El 12 de septiembre de 2013, el Congreso local aprobó una reforma a la Ley de Agua para que los organismos operadores de los municipios puedan dar en concesión el servicio a empresas privadas, las cuales podrán fijar tarifas y embargar a morosos.

Como resultado de ello se adjudicó la concesión por 60 años a la empresa Concesiones Integrales SA de CV, propiedad de Carlos Hank González, para administrar no solo el suministro y servicio de alcantarillado, bajo el pretexto de que habían fallas de operación por parte del Sistema Operador de Agua de Puebla y una baja recaudación.

Concesiones Integrales es un consorcio formado por Grupo Financiero Monex, dueño de 75 por ciento de las acciones; la empresa Eppcor participa con 24.7 por ciento; Agua de México, con 0.224 por ciento, y Ticsa, con 0.011 por ciento. La sociedad hizo una inversión inicial de mil 794 millones de pesos, más 4 mil 680 millones en los primeros cinco años de gestión.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!