El GDF sólo entregó a Conagua informe sobre la Supervía, pero no ha formalizado la solicitud de permisos

31 enero 2011

30 de enero de 2011

Fuente: Crónica

Por Jennifer Alcocer Miranda

Irregularidades. Pese a no contar con los permisos iniciaron la obra. Foto: Alonso Gallegos

A pesar de que el Gobierno del Distrito Federal consiguió el cambio de uso de suelo para los terrenos federales donde se construirá la Supervía Poniente, continúa sin solicitar formalmente los permisos ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Fuentes del organismo informaron que la administración capitalina sólo entregó a la dependencia federal una carpeta con información del proyecto carretero de peaje, sin embargo, no tramitó la autorización correspondiente.

Y es que si la obra, que pretende conectar por un sistema de puentes y túneles la avenida Luis Cabrera con Santa Fe, afecta zona federal o la distribución del agua, la Conagua, de acuerdo con la Ley de Aguas Nacionales, puede frenar la obra.

El director de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, advirtió que su dependencia está facultada para clausurar los trabajos de la Supervía Poniente, no sólo por las afectaciones ambientales a la zona federal, sino también por la utilización de caminos y maquinaria en dicha obra.

En tanto Miguel Ángel Vázquez Saavedra, director del Organismo de Cuenca de Aguas del Valle de México, aseguró que será durante el mes de febrero cuando la Conagua dé a conocer su postura respecto a la mega obra.

“Una vez que nos comuniquen formal y oficialmente las características de las estructuras, en este caso de los puentes, con los cuales pretenden cruzar las barrancas, estaremos en posibilidad de poder opinar de una manera más precisa”, refirió.

Hay que recordar que la Semarnat avaló la Supervía a cambio de que el Gobierno del DF deposite en el Fondo Forestal Mexicano 724 mil 764 pesos que serán destinados a la reforestación o restauración de 70.1 hectáreas; esto, para compensar el daño ambiental en la zona donde se construirá la vialidad.

La anterior es sólo una de las 14 condicionantes que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) impuso a la administración local para poder construir la carretera de peaje.

A cambio, la dependencia federal aprobó la modificación de uso de suelo forestal a uso con suelo de derecho de vía de 2 mil 60 metros.

El resto de las condicionantes van encaminadas a la procuración de los cauces de agua y la conservación de las especies endémicas de flora y fauna, propias de las barrancas de Puerta Grande y Tarango, ubicadas en las delegaciones Magdalena Contreras y Álvaro Obregón.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!