Intensifican retiro de alud en el río Grijalva

23 noviembre 2007

Cunduacán, Tabasco (23 de noviembre de 2003).-  Las autoridades federales incrementaron los trabajos en el alud que bloquea el afluente del río Grijalva con la finalidad de evitar que la próxima temporada de lluvia sature la zona de aguas altas, rompa el tapón que se formó en Juan de Grijalva, sature la presa Peñitas e inunde nuevamente Tabasco.

En reunión privada, mandos militares de la zona presentaron una nueva proyección de riesgos, donde se advierte que si Peñitas llega a su capacidad máxima al tiempo de una precipitación de 100 mililitros, podría haber una nueva inundación en la región y afectar al menos 350 comunidades.

Mientras que se trabaja día y noche, fuentes del gobierno federal señalaron de manera extraoficial a EL UNIVERSAL que el agua en el tapón sube 10 centímetros al día, que hay 11 metros entre la superficie del agua y la parte alta del tapón y que esperan que en 90 días se pueda reencauzar el río. Rechazan que haya peligro. Se ordenó no difundir información si no es vía la Segob.

En Villahermosa, la gente se mantiene a la expectativa de una nueva contingencia, las filas para obtener ropa, cobertores, despensas, siguen. Las brigadas y apoyo médico no descansan.

El director de la División Académica de Ingeniería de la Universidad Autónoma Juárez de Tabasco, Pedro Antonio Sánchez Ruiz, ingeniero hidráulico, explicó que en uno de los escenarios que podrían presentarse en esa zona se corre el riesgo de que la presión que ejerce el agua sobre el tapón lo remueva.

Y apareció un nuevo ingrediente en este flanco de la contingencia que vive Tabasco desde hace 22 días; según un informe en poder de la 30 Zona Militar de Sedena, las fisuras formadas en las paredes de los cerros aledaños al alud en Juan de Grijalva, el pasado 4 de noviembre, podrían provocar un nuevo deslave y reforzar el tapón. En aquélla ocasión, la tierra y una enorme ola sepultó al poblado, con un saldo hasta ahora de 15 muertos y una decena de desaparecidos.

En la parte alta del tapón se acumula el agua que viene de la presa Mal Paso y en las próximas semanas inicia la época de lluvias más fuerte que golpea Tabasco.

En Villahermosa, las autoridades mantienen un control total de la información. Aseguran que no hay riesgo inmediato, pero piden a la población estar atenta a las indicaciones de protección civil. Se han colocado nuevos sacos de arena en el río Carrizal.

Pedro Antonio Sánchez Ruiz explicó que otro escenario es que si el agua sube pueda cursar por el canal que se ha trazado y luego de manera paulatina supere el tapón, pero aclara que no rompería la presa Peñitas. El tapón no tiene cimentación y que su solidez la obtiene del peso, pero hay una presión del agua acumulada, insistió.

En esa zona todo dependerá de la cantidad de agua que se dé en la próxima temporada de lluvias. Aclara que es necesaria más información a fin de determinar con exactitud la situación en el tapón. Recuerda que originalmente la cuenca del Grijalva se inundaba.

Por: Francisco Reséndiz

Fuente: El Universal

Sitio web: http://www.eluniversal.com.mx/estados/66746.html

 

 

Artículos relacionados
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El artículo 4º de la Constitución mexicana afirma que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.” Sin embargo, 47% de los mexicanos no tiene acceso constante al agua potable. La disponibilidad del recurso y su abastecimiento dependen de diversos factores. ¿Conoces cuáles? ¡Descubre más en esta trivia!

¡Ir a la Trivia!