Por necesidad, en Iztapalapa aprenden a ahorrar el agua

18 enero 2008

Por: Josué Huerta
Viernes 18 de Enero de 2008

Fuente: La Crónica de Hoy 

David coloca una cubeta debajo de sí mientras se baña a jicarazos para que el agua que le escurre pueda ser utilizada nuevamente en el inodoro, o en lavar el piso de su casa o patio.
Él, como toda su familia, aprendió a ahorrar agua; pero no por las campañas de cuidado del líquido que se anuncian en la radio o televisión, sino porque en la Unidad Habitacional Presidentes II de México, en Iztapalapa, donde vive, hay meses en que el agua no llega.
David recuerda un día de esos secos hasta la garganta, en el que abrió la llave y ésta, en lugar de expulsar agua absorbió aire, el sonido fue como cuando un niño absorbe con un popote la última gota de leche del fondo de un vaso.
Con todo esto, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) le piensa cobrar 877 pesos por un año deficiente de servicio, aun cuando su unidad habitacional está dentro de las condonadas de pago.
“Desde hace 10 años uno de cada dos meses no nos llega el agua. Por eso desde principios de 2007, nos empezaron a decir los del sistema (SACM) que nos condonarían el pago, por lo que sólo pagaríamos de 38 a 40 pesos por el servicio bimestral ya que también gastamos en la compra de las pipas”, dijo.
El recibo de cobro del SACM, por el servicio que ofrece a nuestro entrevistado David Cielo Rodríguez, —copia en poder de Crónica— cobra los adeudos del año pasado sin la aplicación de la condonación.
La Unidad Habitación Presidentes II de México tiene 44 edificios con 744 departamentos, sin embargo la situación en estos no es diferente al edificio A 1, donde vive David, pues la queja de falta de líquido es la misma en todas las viviendas.
“Salimos al trabajo sin bañarnos, los niños igual y algunas veces con la ropa sucia, bañarse en la regadera es un privilegio reservado para cuando se puede porque, por ejemplo, en las mañanas cuando hay que salir temprano, como se bañan todos a la vez, se han llegado a acabar un tinaco entero en menos de dos horas y ya no hay más para el resto del día”.
La pipa de agua le cuesta a cada edificio 800 pesos, y ésta es consumida en menos de dos semanas. De ahí que el ahorrarla sea vital para los habitantes del complejo habitacional.
Por lo pronto el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, empezó a enviar “cartas Invitación” a los vecinos de esta unidad para que se pongan al corriente en sus pagos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!