Rellenos sanitarios, una amenaza al manto freático

05 diciembre 2011

* Recomiendan no seguir su uso para la disposición final de los desechos; piden buscar otras alternativas.

05 de diciembre de 2011
Fuente: Sipse.com
Nota de Gustavo Escalante 

CANCÚN, Q. Roo.- Los rellenos sanitarios no son viables para la disposición final de los desechos sólidos en Quintana Roo, ya que debido a la fragilidad del subsuelo ponen en riesgo los mantos freáticos; se deben buscar otros mecanismos, señalan autoridades gubernamentales.

La senadora por Quintana Roo, Ludivina Menchaca Castellanos del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aseguró que los rellenos sanitarios no deben seguir utilizándose para la disposición final de los desechos porque representan una amenaza ambiental.

Señaló que las autoridades ya deben pensar en buscar otras alternativas para atender este problema que se arrastra desde hace poco más de una década.

Valentina Venegas Espinoza, comisionada en la jefatura de peritos de la Procuraduría Ambiental de Quintana Roo, aseguró en entrevista que  los rellenos sanitarios no son viables en la entidad.

Paúl Sánchez Navarro, director del Centro Ecológico de Akumal (CEA), comentó que “los rellenos sanitarios no son seguros a raíz de la fragilidad del subsuelo y que en períodos de lluvia se escurren los lixiviados”, explicó.

En ese sentido se destaca que el relleno sanitario del municipio de Solidaridad está causando problemas de filtración de lixiviados al subsuelo, aunque los directivos de la empresa responsable Promotora Ambiental S. A., niegan los hechos.

En Cancún el basurero municipal a cielo abierto está causando graves problemas de contaminación ambiental y de salud pública, por lo que los vecinos de la zona aledaña al vertedero exigen a las autoridades gubernamentales dar una solución, pues los fétidos olores les están causando serios estragos.

Menchaca Castellanos dijo en la entrevista que “tenemos que contribuir en la prevención del calentamiento global, no se debe permitir que se siga devastando la naturaleza, y menos el uso de basureros a cielo abierto”.

La senadora del PVEM puntualizó que si la base (membrana) del relleno sanitario que recubre el fondo se rompe o se desgasta, se liberan los lixiviados y gases peligrosos para los asentamientos  humanos vecinos.

Un relleno sanitario húmedo es el sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos y de los que no se deshidratan. La función del relleno desde la perspectiva de la ingeniería ambiental es controlar las condiciones físicas, químicas y biológicas de la descomposición aerobia/anaeróbica de los orgánicos de los rellenos sanitarios, explicó.

“En el estado hay contingencia ambiental, no tenemos que estar cerrados y aunque no hay recursos económicos para un proyecto,  sin embargo, hay organismos internacionales que pueden financiar, pero no se puede seguir pagando a una concesionaria para la recolección y que el servicio sea ineficiente, cuando la basura se puede comercializar”, dijo.

“No podemos regalar la basura porque es dinero y creo que tenemos que buscar otros mecanismos para darle solución al problema de los desechos”, sostuvo la legisladora.

Los rellenos sanitarios tienen impactos negativos de los productos derivados de los residuos sólidos sobre la salud humana, porque no cumplen con un manejo integral, y por ello se recomienda evitar su construcción, puntualizó.

Amy Torrington Sánchez, coordinadora de la Procuraduría Ambiental de la zona norte de Quintana Roo, dijo que  “es un tema que nos preocupa y nos ocupa, pero hasta en tanto no se tenga la denuncia no podemos proceder, es importante que la sociedad denuncie para iniciar los procedimientos”.

Aseguró que una vez que se reciba la queja se realizaría una inspección a través de los peritos para determinar el grado de contaminación ambiental causado por los lixiviados, “estamos obligados a cumplir y que se cumpla la legalidad”.

Sin embargo, Torrington Sánchez agregó que hasta ahora no han  recibo ninguna queja relacionada por filtración de lixiviados, o daños ambientales. Las denuncias las tendrían que hacer la Secretaría de Medio Ambiente (Sema) y los ayuntamientos de la entidad.

Señaló que las funciones principales de la Procuraduría Ambiental van desde inspección, vigilancia, sancionar y clausurar hasta tomar medidas preventivas, el objetivo es trabajar en coordinación con las autoridades municipales y la federación, ya que el objetivo es el mismo fin, cuidar el medio ambiente.

El ambientalista Sánchez Navarro opinó que la sociedad genera una amplia diversidad de residuos sólidos que sin separarse se transforman en basura, aunque ésta se confina en los rellenos sanitarios, contienen sustancias químicas de materiales del hogar como detergentes de ropa, quitamanchas, solventes, tricloroetileno, benceno, tolueno, cloruro de metileno, naftalina, diclorobenceno, esmalte para uñas, xileno, dibutilftalato y tolueno.

El problema, dijo el ecologista “es que mientras no se haga una separación especial de los desechos, durante su descomposición se liberen lixiviados ácidos que se combinan con el agua de lluvia; estos ácidos débiles de tipo, acético, láctico o fórmico, disuelven los metales pesados y que son tóxicos para el ser humano”.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!