17 de junio: Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

17 junio 2020 Agua

Redacción/Agua.org.mx

Hoy más que nunca, la lucha contra la desertificación y la sequía es fundamental. La desertificación es la degradación de la tierra. Este proceso es causado principalmente por la sobreexplotación y el uso inadecuado de la tierra. Estas actividades humanas han llevado a la destrucción de los ecosistemas, lo cual genera que el clima se vuelva más cálido y disminuyan los recursos hídricos de las regiones afectadas. La pandemia de Covid-19 es un constante recordatorio de las consecuencias que trae consigo la pérdida de la biodiversidad.

En México, en el mes de abril diversas regiones presentaron algún grado de sequía en los estados de Yucatán, Aguascalientes, Guerrero, Quintana Roo, Veracruz, Coahuila, Tamaulipas, entre otros. El porcentaje del territorio nacional con algún grado de sequía ascendió a 38.94% en abril. Además, en el mes de marzo, la temperatura aumentó 1.6 grados con respecto a la media. La sequía ha provocado el desabasto de agua, lo cual deja sin recursos a una buena parte de la población para hacer frente a la contingencia sanitaria.

Este año, el tema de la conmemoración del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía es “Alimentos. Forrajes. Fibra”. El propósito es centrar la atención en la producción y el consumo incesantes de la humanidad. El crecimiento demográfico, el aumento de la población urbana y el incremento en sus ingresos han provocado una mayor demanda de producción de comida, de forrajes y de fibras textiles. Esto disminuye la salud y la productividad de la tierra consumible.

En el mundo, las actividades agropecuarias consumen entre el 70 y el 80% del agua dulce. En México, en particular se utilizan sistemas de riego y de bombeo que son muy ineficientes y contrarias al aprovechamiento sustentable del agua. Algunas de estas prácticas son la transformación de ecosistemas que prestan valiosos servicios ambientales hidrológicos (como la captación de agua pluvial y la recarga de acuíferos) en terrenos de cultivo, la producción agrícola altamente demandante de agua en las zonas de más baja disponibilidad de agua del país, y el mal uso y suministro del agua de riego.

Aprovechemos esta conmemoración, que se inserta dentro de una crisis global generalizada, para reflexionar sobre la importancia de exigir un cambio en las prácticas humanas. La sobreexplotación y el uso inadecuado de los recursos ha llevado a la destrucción de los ecosistemas que sostienen la vida en este planeta. Una de esas afectaciones ha sido la desertificación y la sequía. Estos fenómenos provocan la escasez de recursos hídricos, lo cual afecta, no solo a los seres humanos, sino a todos los seres que habitan el planeta.

Fuentes consultadas:

“Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía”, [https://www.un.org/es/observances/desertification-day].

“En marzo, aumentó 1.6 grados la temperatura promedio del país”, La Jornada, 9 de abril del 2020, [https://www.jornada.com.mx/2020/04/09/politica/020n3pol].

“Según Conagua, aumenta el porcentaje de sequía en el territorio nacional”, Milenio, 21 de abril del 2020, [https://www.milenio.com/politica/casi-40-por-ciento-del-territorio-con-algun-grado-de-sequia].

Compartir

El artículo 4º de la Constitución mexicana afirma que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.” Sin embargo, 47% de los mexicanos no tiene acceso constante al agua potable. La disponibilidad del recurso y su abastecimiento dependen de diversos factores. ¿Conoces cuáles? ¡Descubre más en esta trivia!

¡Ir a la Trivia!