Sequías en México: aportes para su gestión

28 abril 2021 Agua

Redacción: agua.org.mx

La sequía hace referencia a un comportamiento de ausencia (déficit) de precipitación en un punto dado del territorio, utilizando para ello el valor medio de precipitación calculada en ese punto [1].

La sequía es un fenómeno que ocurre de manera frecuente en México, es uno de los eventos climáticos más relevantes dado su impacto en la economía, la seguridad hídrica y la seguridad alimentaria. En este sentido, los impactos de la sequía sobre los recursos hídricos superficiales y subterráneos pueden dar lugar a la disminución en el abastecimiento de agua potable, el deterioro de la calidad del agua, pérdida de cosechas, reducción de la productividad de la tierra, menor producción de energía eléctrica y con ello, múltiples afectaciones sociales, económicas y ambientales [1] [2].

Durante los últimos meses, como consecuencia de la sequía que se extiende en el territorio nacional, producto de la caída en la precipitación respecto al promedio histórico, se han desarrollado problemas como niveles mínimos en las presas para el abastecimiento de agua en las regiones centro y noroeste del país, desabasto del líquido en varias ciudades y zonas metropolitanas, así como incendios a lo largo del territorio nacional[2]. De los 2,463 municipios del país, 1,319 se encuentran en sequía de moderada a excepcional[3].

 

CONAGUA (2021). Monitor de Sequía de México al 15 de abril de 2021

Ante el panorama actual de sequía y bajo escenarios de cambio climático, donde se prevé un aumento en la intensidad y duración de las sequías[4], un tema relevante se centra en la necesidad de contar con estrategias para afrontar sus efectos negativos.

Es apropiado destacar que el conocimiento científico y tecnológico para hacer frente a la sequía no constituyen por sí mismos la solución al problema, sino que son el complemento de otras acciones y estrategias de corte político, económico y social que en conjunto ayudan a contrarrestar los efectos negativos de las sequías[5].

De acuerdo con Breña-Naranjo (2021), los planes de gestión de sequías deben incluir más y mejores prácticas en el uso eficiente del agua que permitan a las cuencas y a los acuíferos tener suficiente tiempo para recuperarse, en términos hidrológicos, antes de enfrentar una nueva sequía. En este sentido, se plantean tres perspectivas para examinar el uso eficiente del agua:

1) En la producción, que atiende a la pregunta ¿cómo producir un cierto bien o cultivo con menos agua?

2) La geográfica, que analiza en qué lugar es mejor producir ciertos cultivos desde un punto de vista hídrico para ahorrar agua.

3) La del consumo, que se enfoca en el problema de la demanda de agua.

Estas perspectivas están enfocadas en la producción; sin embargo, se reconoce que al hablar del uso eficiente del agua es indispensable considerar las variables relacionadas con la sustentabilidad, la equidad y la justicia hídrica, lo cual permitirá dirigir los beneficios del ahorro de agua a todos los habitantes y evitar impactos no deseados, como el acaparamiento de agua y la desigualdad económica[6].

 

Fuentes:

[1] II UNAM (2017). Monitor de Sequía Multivariado en México (MoSeMM). Recuperado de: http://www.ii.unam.mx/es-mx/Investigacion/Proyecto/Paginas/Monitordesequia.aspx

[2] Breña-Naranjo, A. (2021). Seguridad hídrica en tiempos de sequía. IMTA (Instituto Mexicano de Tecnología del Agua). Recuperado de: https://www.imta.gob.mx/gobmx/DOI/perspectivas/2021/b-imta-perspectivas-2021-14.pdf

[3] CONAGUA (Comisión Nacional del Agua). 2021. Monitor de Sequía en México. 19 de bril de 2021. Recuperado de: https://smn.conagua.gob.mx/

[4] Jiménez, B y Navarro, I. (2010). Los servicios hidráulicos: riesgos y oportunidades. En: Delgado-Ramos., Gay, C., Imaz, M y Martínez, M. México frente al cambio climático. Retos y Oportunidades. Universidad Nacional Autónoma de México, México.

[5] Ortega-Gaucin, D. (2018). Medidas para afrontar la sequía en México: una visión retrospectiva. Revista de El Colegio de San Luis, 8(15), 77-105.

[6] IMTA (Instituto Nacional de Tecnología del Agua). 2020. La paradoja de la eficiencia en el uso del agua. Recuperado de: https://www.gob.mx/imta/es/articulos/la-paradoja-de-la-eficiencia-en-el-uso-del-agua?idiom=es

 

 

Compartir

El artículo 4º de la Constitución mexicana afirma que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.” Sin embargo, 47% de los mexicanos no tiene acceso constante al agua potable. La disponibilidad del recurso y su abastecimiento dependen de diversos factores. ¿Conoces cuáles? ¡Descubre más en esta trivia!

¡Ir a la Trivia!