Los bosques y el agua

24 julio 2018 Agua

Julio de 2018
Agua.org.mx

En México, el agua dulce disponible representa únicamente el 4% del total de los recursos hídricos nacionales. El 60 % de nuestro territorio, que es árido y semiárido,  no cuenta con recursos hídricos superficiales y se ve en la necesidad de explotar sus mantos acuíferos para la obtención de agua.

La recarga de los acuíferos se da por la infiltración del agua que cae en forma de lluvia en las montañas y los bosques, y de ello depende la disponibilidad de agua dulce para los humanos. La proporción de agua que se extrae de los acuíferos es mayor a la de recarga  de los mismos, que varía entre 15 y 25 millones de metros cúbicos por año, lo que quiere decir, que esta cantidad es insuficiente para la demanda del recurso hídrico que hay en nuestro país. Es este hecho el causante de  la sobreexplotación de una cuarta parte de los mantos acuíferos existentes en México.

Además, los bosques, controlan la erosión del suelo, mejoran la calidad del agua y aire, e inciden en la regulación del clima, entre otros valiosos servicios como la provisión de madera y el esparcimiento. Pero su mayor aportación es en la cantidad y calidad del agua, pues juegan un papel clave en el ciclo hidrológico.

Al minimizar la erosión local, los bosques reducen los sedimentos en los cuerpos de agua y filtran los contaminantes en la hojarasca y el sotobosque.

Sin embargo, la contaminación, la deforestación, el cambio de uso de suelo y el desmonte en las zonas montañosas pueden condicionar notablemente la cantidad y la calidad del agua de las cuencas y  limitar  la capacidad de infiltración agua al subsuelo de las áreas altas montañosas,.

Si se deforestan, sus suelos se pierden, si sus suelos se pierden el agua no se infiltrará, simplemente escurrirá y se incrementará el riesgo de inundaciones durante las tormentas o en temporada de lluvias.

De manera general, estos son algunos puntos importantes de la relación entre los bosques y el agua:

  • Los bosques pueden interceptar entre el 10% – 50% de la precipitación anual en México.
  • Las diferentes capas de vegetación de los bosques especialmente arbustos y hojarasca, amortiguan la lluvia y protegen de la erosión superficial.
  • En pendientes pronunciadas y a poca profundidad —menos de 3 metros—, los bosques pueden estabilizar el  suelo por el anclaje de sus raíces.

Y sí hablamos de la riqueza natural, en México los bosques ocupan el 35 % de su superficie; cuenta con 55 de 110 especies de pinos a nivel mundial y con la mitad de especies de encinos que existen en el mundo. Por este motivo, es de vital importancia cuidar nuestros bosques.

Fuentes:

Compartir
¿Sabes cuánto impacta el uso de plaguicidas en México?

Descubre qué tanto sabes del uso de plaguicidas en México y de sus consecuencias, tanto en el ambiente como en el ser humano.
¡Pon a prueba tu conocimiento respecto a éste tema con esta sencilla trivia

¡Ir a la Trivia!