¡Manos al agua! Acciones personales para el cuidado del agua

27 enero 2024 Agua

Redacción: agua.org.mx/Karina Bautista-Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental, A.C.

Investigación: Víctor Enrique González Fuentes- Estudiante de Sustentabilidad Ambiental de la Universidad Iberoamericana

 

El equipo de agua.org.mx hemos detectado una tendencia en el buscador de Google que arroja un especial interés en temas como el Cuidado del agua y agua potable al menos durante los últimos tres meses (Ilustración 1). Esto sin lugar a duda nos muestra una ventana de oportunidad para hablar acerca de ello y proponer soluciones personales que, aunque el problema hídrico en global y estructural no debemos demeritar la acción individual.

Ilustración 1. Tendencias en Google relacionadas al agua

Autora: Daniela Díaz (2024)

 

¿Qué nos hace buscar en internet términos como “Cuidado del agua”? Nosotras queremos pensar que es debido a la Educación Ambiental, la cual no se limita a los salones de clase, ya que ésta se ve reflejada en las prácticas que realizamos y que aprendemos en el ámbito formal e informal[1]. A través de estas acciones consientes tenemos la ideología de mejorar la calidad de vida de las personas respetando el equilibrio del planeta, cuidándolo y haciéndonos personas más comprometidas dispuestas a cuestionar el actual modelo de vida, que, no es el mejor a nivel social, ni ambiental. Esto nos invita a reflexionar a mayor profundidad, con ojo crítico.

Nuestro papel como sociedad y con una formación crítica nos debe motivar a exigir a los gobiernos locales y nacionales acciones contundentes para mejorar la gestión del agua, un correcto uso de plantas de tratamiento de agua y una vigilancia eficaz del uso del agua de las grandes empresas e industrias y más. Pero no debemos dejar de lado nuestros hábitos personales, los cuales también son importantes y más dentro por la crisis hídrica que vivimos.

Las noticas recientes sobre la escasez de agua que hay el Valle de Ciudad de México ya no son novedad, el Sistema Cutzamala no da para más y los recortes de agua que se viven nos exigen como habitantes adaptarnos a las nuevas condiciones de vida donde el agua se presenta como un recurso escaso. Si bien el planeta Tierra se encuentra cubierto en un 70% de agua, el 97.5% es agua salada, y 2.5% es dulce; 70% de esa agua dulce se encuentra en glaciares, nieve o hielo, mientras que casi el 30% son aguas subterráneas de difícil acceso.[2]

El agua que tenemos disponible se encuentra en grave riesgo debido al mal manejo que se ha tenido de ella, la contaminación, la sobreexplotación, el acaparamiento nos ponen “contra las cuerdas” por lo que el cuidado del agua es todos los sectores de la sociedad es fundamental. Por eso esta es una invitación para realizar más y mejores prácticas para cuidar el agua desde casa, porque si de algo se jacta la educación ambiental, es de la acción diaria de lograr cambios en las personas, tanto a nivel personal como colectivo. [3]

Aquí te compartimos algunas recomendaciones para ahorrar agua a nivel doméstico y que se encuentran al alcance de todas las personas dispuestas a realizarlas y si están en posibilidades.[4],[5], [6]

En el baño:

  • Reconsidera tus hábitos de aseo personal: ¿realmente es forzoso bañarse diario? Puede ser bastante “traumático” para muchas personas, pero si no realizas actividades físicas que producen sudoración excesiva, puedes bañarte incluso cada tercer día ya que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es lo recomendable.[7] Si decides bañarte diario, ¡hazlo a “jicarazos”! ahorrarás muchísima agua, pero si no es así ¡cierra la llave mientras te bañas!
  • Lávate las manos: sí decides no bañarte diario, nunca olvides lavarte las manos, porque a diferencia del resto del cuerpo, nuestras manos sí están en constante contacto con bacterias. Eso sí, cierra la llave mientras te enjabonas.
  • Escusado: usar agua limpia para desechar nuestros residuos es paradójico, pues escusados comunes utilizan hasta 8 litros de agua en cada descarga. Es urgente que empecemos a usar opciones como sanitarios secos incluso en las ciudades. Mantente bien hidratada/o y tu orina será casi transparente, señal de hígados sanos, puedes considerar hacer descarga después de varias micciones. Reúsa tus aguas grises, de la lavadora, del lavado de trastes o de frutas y verduras.

En la cocina:

  • Lava tus trastes de otra forma: Puedes apartar dos cubetas para lavar tus trastes (una jabonosa y otra con agua limpia para enjuagar). Si lo haces de la forma común, siempre cierra la llave mientras enjabonas.
  • Lavado de comida: las frutas, verduras y carnes, se lavan y también puedes recolectar el agua y usarla en el escusado.
  • ¡No uses desechables! Ambientalmente es mucho peor que lavar trastes.
  • No viertas aceites: verter aceites usados por el drenaje implica una que 1 litro de aceite contamina 1,000 litros de agua.[8] No lo hagas en la cocina ni un ningún otro lugar.

Limpieza:

  • Reúso de aguas grises: no destinar agua limpia para mantenimiento de las plantas, especialmente si se trata de césped. No riegues durante las horas de sol. Utiliza al agua del lavado de comida, ropa, aseo del hogar para lavar patios si lo requieren.
  • Lavadora con carga completa: debemos aprovechar la cantidad de agua que estas máquinas emplean para su funcionamiento.
  • Lavado de auto: hazlo con cubetas en lugar de una manguera la cual no te permite contar la cantidad de agua que utilizas.

En toda la casa:

  • Atender las fugas: una fuga puede significar de 100 a 1000 litros gastados en vano diariamente.
  • Emplear energía eléctrica de manera responsable: desperdiciar la electricidad también conduce al desperdicio del agua, ya que casi en su totalidad la energía se obtiene de fuentes vinculadas al agua.

Siempre es mejor prevenir:

  • Almacena agua: ante los cortes de agua que estaremos viviendo, lo ideal sería contar con una cisterna, pero bien puedes valerte con tinacos como los de Rotoplas. Que tu agua almacenada sea tu recurso más preciado, mantenla tapada y si es posible fuera del sol.
  • Captación de agua de lluvia: aún no llegan las lluvias de este año, así que estás a tiempo de instalar un sistema como estos. Captar y almacenar agua de lluvia puede brindar seguridad hídrica a muchas familias.
  • Informarte y concientiza: éste podría ser el primer consejo que se debe brindar, porque solo cuando las personas son capaces de entender la magnitud del impacto de sus acciones en el ambiente y el agua pueden cambiar hábitos. Y la única forma de entenderlo es compartiendo información y haciéndolo accesible a todas las personas.

 

Conoce otros tips aquí.

 

¿Y tú, qué estás dispuesta/o a hacer?

 

Referencias:

[1] US EPA. (2023). La importancia de la educación ambiental | US EPA.

[2] Montesinos, M. J. (2022). Día Mundial del Agua 2022: ¿Cuánta agua potable hay en la Tierra? ¿Se puede acabar? Eltiempo.es.

[3] González Gaudiano, E. & Meira Cartea, P. (2023) La banalidad del colapso climático: ¿Qué puede hacer la educación? En: La educación en tiempos climáticos. NORRAG – Network for International Policies and Cooperation in Education and Training. pp.18-21.

[4] Fundación Aquae. (2021, 10 agosto). Cuidado del agua: consejos para protegerla – Fundación AQUAE.

[5] Rotoplas. (2022). La importancia del cuidado del agua para la sociedad actual. Rotoplas.

[6] Zurciendo el planeta (2018). Manual para pasar el corte de agua.

[7] Olgúin Lacunza, M. & Resendiz, A. (2023). ¿Cada cuanto es recomendable bañarse? Gaceta UNAM.

[8] Iagua (2015). ¿Por qué verter un litro de aceite usado contamina 1.000 litros de agua potable? Agua.org.mx.

Artículos relacionados
Compartir

Los eventos climáticos son claves en para entender los ciclos del agua. ¿Qué sabes sobre El Niño? ¿Qué sabes sobre el tema?

¡Pon a prueba tus conocimientos en este tema! ¡Y diviértete!

 Ir a la trivia