Enfoque de cuenca*

La cuenca es el área geográfica por donde transita el agua hacia una corriente principal y luego hacia un punto común de salida;  es el territorio donde ocurre el ciclo hidrológico. Debido a que las cuencas superficiales tienen límites físicos naturales muy claros y a que el agua que fluye por ellas puede acotarse a su territorio, se les considera la unidad geográfica más funcional para administrar el agua.

Las cuencas, además, son espacios geográficos donde los grupos y comunidades comparten identidades, tradiciones y cultura, y donde socializan y trabajan en función de la disponibilidad de recursos renovables y no renovables. En ellas, la naturaleza obliga a reconocer necesidades, problemas, situaciones y riesgos hídricos comunes, por lo que debería ser más fácil coincidir en el establecimiento de prioridades, objetivos, metas y la práctica de principios básicos, como el de corresponsabilidad y el de solidaridad en el cuidado y preservación de los recursos naturales.

Para los fines de formulación y ejecución de las políticas públicas y de participación en la gestión del recurso, interesan tres niveles de cuenca: las macrocuencas que corresponden a grandes sistemas hidrológicos, las subcuencas o cuencas de segundo orden, y un tercer nivel que puede denominarse microcuencas.

Da clic en la siguiente imagen y podrás  informarte sobre el origen y destino del agua que usas, la disponibilidad y sus usos, los actores clave que intervienen en su gestión, los problemas y riesgos así como las propuestas y alternativas para su aprovechamiento sustentable.

Filtra por categorías

Documentos en esta categoría: