Ciudad australiana anegada vuelve a enfrentar lluvia

13 enero 2011

* “Lo que veo parece más una zona de guerra en algunos lugares”, dijo la primera ministra de Queensland, Anna Bligh, a la prensa tras observar el área afectada desde el aire

13 de enero de 2011
Fuente: El Universal (Venezuela)

Las inundaciones destruyeron o dañaron muchas partes de la infraestructura de la ciudad.
(Tim Wimborne/Reuters)

 

Brisbane, Australia.- Las inundaciones dejaron partes de la tercera ciudad más grande de Australia como una zona de guerra que necesitará años de reconstrucción, dijo el jueves la primera ministra del estado, mientras se acercaban nuevas amenazas con el pronóstico de un ciclón frente a la costa.

Las inundaciones en el estado de Queensland han dejado al menos 19 muertos, 12 de los cuales perdieron la vida en la zona de Toowoomba en el interior, y otras 61 personas siguen desaparecidas, dijo el Gobierno estatal, indicó Reuters.

Toowoomba y la región del valle Lockyer, al oeste de la capital Brisbane, estaban devastadas por una inundación similar a un tsunami ocurrida el lunes.

Grandes áreas de Brisbane se han convertido en lagos lodosos, con un local de venta de café de los muelles arrastrado entre los escombros por el río que le da su nombre a la ciudad, en un torrente que anegó 12.000 viviendas y dejó a 118.000 edificios sin energía en la capital estatal.

Visiones aéreas de Brisbane mostraron un mar de agua café, con tejados esparcidos en la superficie.

“Lo que veo parece más una zona de guerra en algunos lugares”, dijo la primera ministra de Queensland, Anna Bligh, a la prensa tras observar el área afectada desde el aire.

“Todo lo que podía ver eran sus techos. Debajo de cada uno de ellos hay una familia, debajo de cada uno de ellos hay una historia de horror”, agregó.

Las riadas en 35 suburbios, que el jueves llegaron a su punto máximo en un nivel menor al previsto el día anterior, forzaron a los residentes a utilizar botes para moverse por las calles inundadas, donde señales de tráfico parpadeaban sobre las aguas estancadas.

Las inundaciones destruyeron o dañaron muchas partes de la infraestructura de la ciudad. Un grupo de residentes fue afortunado de no desaparecer entre las aguas cuando la calle por la que caminaban colapsó.

“El suelo comenzó a moverse y a retumbar como un trueno. Todos comenzamos a correr lo más rápido que pudimos”, dijo Rebbeca Bush. “Al minuto siguiente escuchamos este gran ruido que sonaba como un rayo que acaba de caer. Nos volteamos y la acera había desaparecido. Había colapsado completamente”, agregó.

Una emocionada Bligh dijo que su estado, dependiente de la agricultura y la minería en las escarpadas regiones interiores, se recuperará sin importar los costos y estimaciones de que tres cuartos de él -un área del tamaño de Sudáfrica- era actualmente zona de desastre.

“Enfrentamos un esfuerzo de reconstrucción de proporciones posteriores a una guerra”, manifestó Bligh.

Funcionarios advirtieron del riesgo de más inundaciones severas en las próximas semanas, con la temporada de lluvias lejos de acabar y las rebalsadas represas necesitando siete días para volver a sus niveles normales para lidiar con más lluvias.

La Oficina de Meteorología pronostica que una tormenta en el mar Coral frente a la costa norte de Queensland podría convertirse en un ciclón en 24 a 48 horas y aunque podría traer nuevas lluvias al estado, se espera que se aleje de la costa.

Se ha responsabilizado al patrón climático de La Niña en el Pacífico por las fuertes lluvias. El año pasado fue la tercera temporada más húmeda en Australia y especialistas en clima prevén una temporada de ciclones por encima del promedio.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sabes por qué son tan importantes los humedales?

Descubre qué tanto sabes de los humedales, su importancia y amenazas.
¡Pon a prueba tu conocimiento respecto a éste tema con esta sencilla trivia

¡Ir a la Trivia!