Reciclar agua de lluvia, una solución para Iztapalapa

07 agosto 2017

6 de agosto de 2017
Fuente: Milenio
Nota: Abraham Reza

El proyecto Cosecha de Agua consiste en recuperar la lluvia para que sea tratada y después se pueda utilizar en distintas actividades domésticas.

Hasta el momento 59 colonias de la zona oriente cuentan con el sistema de recuperación. Foto: Araceli López, tomada de Milenio

México.- El reciclaje de agua de lluvia se ha convertido en la solución para mil 900 familias que habitan la delegación Iztapalapa, una población que desde hace más de 35 años enfrenta la escasez de este servicio básico.

El proyecto Cosecha de Agua consiste en recuperar la lluvia para que sea tratada y después se pueda utilizar en distintas actividades domésticas.

La captación pluvial comienza en las azoteas de las viviendas. Una vez que ésta se acumula es enviada a una tubería que la separará de los residuos sólidos de gran tamaño (papel, piedras, lodo, madera, etc.)

Toda el agua que es separada se almacena en un tinaco que contienen pastillas de cloro, es  indispensable que el líquido repose por al menos una hora para que la sustancia activa de los comprimidos la procese.

Tras este paso, el agua es enviada a un filtro de gran tamaño llamado Tlaloque. Ahí el carbón activo elimina cualquier tipo de contaminante que aún pueda tener y la deja lista para su uso.

Jorge Rosas es uno de los beneficiarios de este proyecto. Desde que él llegó a la demarcación, hace 30 años, asegura, el abastecimiento de agua había sido uno de los principales problemas que tenía que enfrentar, situación que en ocasiones los hizo pasar por momentos críticos e incómodos.

“Hubo una semana en la que no nos bañamos ninguno de la familia, pues ni las pipas venían. Esa vez le tuve que decir a mis hijos que se fueran con su abuela porque pasaron siete días sin que cayera una sola gota de agua; como no tenemos cisterna, el líquido que llegábamos a almacenar en botes no fue suficiente”, recuerda mientras ríe el hombre de 45 años.

Actualmente ya no tienen que almacenar agua en cubetas ni mucho menos en ollas. Basta con subir a la azotea y barrer la que captaron de la lluvia hacia el Tlaloque, para que en menos de dos horas cuenten con líquido limpio.

“Para mi familia ha sido una buena opción porque ya con el agua que cae podemos lavar los trastes, los pisos, la ropa e inclusive bañarnos. Es agua totalmente limpia y si uno realiza los pasos como son, es muy fácil obtenerla”, asegura el hombre mientras nos muestra un vaso lleno de agua reciclada.

Antes de que este sistema fuera instalado en la casa de Jorge, su familia contrataba pipas, lo que los hacía gastar hasta 2 mil pesos al mes, ya que nunca tuvieron acceso al servicio gratuito que otorga la delegación.

Se estima que del millón 800 mil habitantes que viven en Iztapalapa, al menos 80 por ciento no cuenta con un servicio óptimo de suministro de agua, según datos de la propia delegación. Vecinos aseguran que han tenido lapsos en los que durante 20 días no cuentan con líquido potable.

La inversión total de este proyecto fue de 80 millones de pesos, dinero que la delegación obtuvo a través del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS).

Hasta el día de hoy el sistema se ha instalado en 59 colonias de la zona oriente de Ciudad de México. Algunas de ellas son San Miguel Teotongo, Santa Cruz Meyehualco, Guelatao, Renovación, Purísima, Leyes de Reforma, Alfonso Ortiz Tirado, Santa María Aztahuacán, Santa Martha Acatitla Norte, Reforma Política, Buenavista, Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, Miguel de la Madrid y Lomas de Zaragoza.

Todo el sistema está integrado por un tinaco de 2 mil 500 litros, 8 metros de tubo PVC, una bomba, pastillas de cloro, una válvula y un filtro llamado Tlaloque. El equipo lo compró y entregó la delegación y con él se garantiza que al menos durante la temporada de lluvias el agua no falte.

Durante la instalación de cada uno de los sistemas, la delegación capacitó a los integrantes de casi 2 mil familias. A través pláticas enseñó cómo funciona esta técnica y cómo darle mantenimiento a sus azoteas para que el agua de lluvia que se capte no se contamine con las heces de sus mascotas u otra sustancia tóxica.

El Tlaloque tiene la capacidad de ajustar el volumen del agua que se desea separar, además de ser autolimpiable para asegurar su eficiencia durante cada lluvia. El sistema de respiración de este dispositivo asegura la eliminación de entre 60 y 80 por ciento de los contaminantes antes de que el agua de lluvia entre al tinaco o cisterna.

El sistema de Tlaloque está inspirado en un proyecto de captación de agua diseñado por la empresa Isla Urbana. Su nombre proviene  de la mitología mexica, pues así se llamaba a los ayudantes de Tláloc, encargados de distribuir el líquido recolectado de la lluvia.

Al usar esta técnica se generan poco menos de 4 millones 900 mil litros de agua purificada al día, es decir, el equivalente a 496 pipas.

Se espera que para 2018 otras mil 900 familias se adhieran a esta alternativa. Según declaraciones de Dione Anguiano, jefa delegacional en Iztapalapa, con este sistema los vecinos de las colonias y barrios de la demarcación pueden tener acceso a agua limpia.

Jorge Rosas se muestra contento y antes de que salgamos de su casa asegura: “Con esta alternativa nos beneficiamos todos y ayudamos al medio ambiente, pues así ya no se utiliza mucho el agua que en suministra el Sistema de Aguas de Ciudad de México”.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equilibrio entre las especies y los ecosistemas es lo que ha permitido la evolución de la vida así como su permanencia en el planeta Tierra ¿Sabías que personas ponen en riesgo su vida para cuidar el medio ambiente y mantener éste equilibrio?

¡Descubre más acerca del tema con nuestra trivia semanal!

¡Ir a la Trivia!